Día Mundial de la Audición: FIAPAS APELA A LA RESPONSABILIDAD SOCIAL Y POLÍTICA PARA PREVENIR EL INCREMENTO DE LOS PROBLEMAS AUDITIVOS

NOTA DE PRENSA DE FIAPAS

Con motivo del Día Mundial de la Audición, que se conmemora este sábado 3 de marzo, la OMS quiere llamar la atención sobre el rápido incremento que están experimentando los problemas auditivos, debido no solo causas médicas, sino sociales y ambientales, como la exposición a altos niveles de ruido, la falta de conciencia preventiva, por ejemplo, no utilizando protectores auditivos e, incluso, la práctica de conductas irresponsables como el empleo de amplificadores de sonido para compensar una pérdida auditiva o introducirse objetos en los oídos.

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas-FIAPAS se suma a la campaña de la OMS y apela a la responsabilidad social con el objetivo de evitar que, tal y como señala esta última, en 2050 una de cada diez personas en el mundo pueda tener una pérdida auditiva.

Es importante destacar la importancia de hacer caso a signos de alerta indicativos de un problema auditivo (presencia de algunas de las causas frecuentes de sordera en niños, dificultades para entender, subir el volumen de la televisión, dolor de oídos, pitidos, alergias y catarros frecuentes…) y acudir al especialista con el objetivo de detectarlo a tiempo y poder actuar tempranamente.

Los poderes públicos deben implicarse en esta labor, promoviendo políticas preventivas y favoreciendo el diagnóstico precoz, tanto infantil como adulto, que permitan poner en marcha los tratamientos audioprotésicos y de (re)habilitación logopédica más adecuados en cada caso. Además, es importante que promuevan la mejora al acceso a las prótesis auditivas (audífonos e implantes) y a los productos de apoyo a la comunicación oral.

Al respecto FIAPAS recuerda que todavía es necesario revisar y actualizar la cobertura de las prótesis auditivas, ya que, aunque están incluidas como prestación en el Sistema Nacional de Salud, dicha cobertura resulta insuficiente, discrimina a las personas sordas que tienen más de 16 años y suponen un alto sobrecoste económico para las familias.

Foto: ©OMS