Sustituiría a las mamografías, requiriendo un único test sanguíneo anual

El cáncer de mama podría diagnosticarse precozmente con un análisis de sangre

Publicado el por Somos Pacientes

Un grupo de científicos británicos ha desarrollado un test sanguíneo para el diagnóstico precoz del cáncer de mama que, de acuerdo con los primeros estudios realizados, podría ser incluso más preciso que las mamografías.

Es más; la nueva prueba, según explican los investigadores –del Cancer Research UK, el Imperial College de Londres y la Universidad de Leicester–, “ayudará a las mujeres a reducir tanto el estrés como la preocupación que sienten cuando se someten a una mamografía”.

Con un análisis de sangre

Concretamente, el test identifica en la sangre los marcadores en el ADN que indican la presencia del cáncer de mama. En palabras del Prof. Charles Coombes, autor principal de la investigación, “se puede saber cuándo una mujer tiene cáncer de mama analizando el ADN en su sangre, y lo que se está tratando de descubrir ahora es el motivo por el que estos signos aparecen tan pronto”.

Concluida la primera fase de la investigación, los estudios desarrollarán un ensayo clínico con 500 mujeres participantes en un programa de cribado de cáncer de mama. Así, y una vez tomadas las muestras sanguíneas, se comparará el ADN de las mujeres diagnosticadas de la enfermedad con el de las mujeres sanas con objeto de evaluar la consistencia de los marcadores identificados en el ADN.

En caso de que el ensayo concluya con éxito, los científicos realizarán un último estudio, mucho más amplio, para investigar si la prueba puede ser utilizada como herramienta de diagnóstico fiable en mujeres de mediana edad o edad avanzada.

¿También para el cáncer de pulmón?

Como explica la Dra. Jacqui Shaw, investigadora del estudio, “tener éxito significaría que algún día podríamos contar con un análisis de sangre que detecte los signos más precoces de cáncer; por tanto, las mujeres podrían someterse a una prueba anual de sangre en lugar de a una mamografía, lo que evitaría la preocupación y la ansiedad que experimentan las mujeres cuando, después de la mamografía, son llamadas para someterse a más pruebas, todo para que al final descubran que no tienen cáncer”.

Además, la prueba también podría indicar qué tipo de fármacos pueden ser más efectivos para cada subtipo de cáncer y medir la respuesta al tratamiento. Y como concluyen los investigadores, “el objetivo es que esta prueba también pueda utilizarse para detectar otros tipos de tumores, como el cáncer de pulmón”.

– A día de hoy, 18 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer de mama ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?