También permite establecer el pronóstico de la paciente

El cáncer de mama podría diagnosticarse precozmente con un análisis de sangre

Publicado el por Somos Pacientes

Células tumorales circulantes (CTC)

El diagnóstico precoz del cáncer de mama podría realizarse a través de un simple análisis de sangre. Es más; como muestran los resultados de un estudio publicado en la revista The Lancet Oncology, la prueba sanguínea también podría permitir establecer el pronóstico de las pacientes afectadas por este proceso oncológico.

Concretamente, el estudio, dirigido por investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de Houston (Estados Unidos), evaluó la presencia en la sangre de células tumorales circulantes (CTC) en pacientes en estadios precoces de la enfermedad –esto es, cuando todavía no se ha producido la metástasis–. Y de las 302 pacientes con cáncer de mama operable analizadas, el 24% presentaba CTC en sangre.

Pronóstico certero

Además, la presencia de las CTC también predijo con una notable exactitud tanto la supervivencia sin progresión de la enfermedad como la supervivencia global. Así, durante el tiempo que duró el estudio –desde febrero de 2005 a diciembre de 2010– la mortalidad, de un 10%, fue superior en el grupo de pacientes en las que la prueba recurrente de CTC dio un resultado positivo –frente a un 2% cuando el resultado fue negativo.

La correlación con la supervivencia y las tasas de progresión resultó incluso más marcada en las pacientes con concentraciones más elevadas de CTC (de tres o más CTC por 7,5 ml de sangre): el 31% falleció o experimentó una recurrencia de la enfermedad durante el seguimiento.

Sin cirugía

Los resultados permiten albergar la esperanza de que, en un futuro próximo, los análisis de sangre puedan ser utilizados para proporcionar un mejor diagnóstico y tratamiento para las pacientes con cáncer de mama en estadios poco avanzado. En la actualidad, el diagnóstico precoz de cáncer de mama se basa, en numerosas ocasiones, en la extracción de ganglios linfáticos, lo que puede conllevar efectos secundarios desagradables.

Como concluye el Dr. Anthony Lucci, investigador principal del estudio, “si la presencia de células tumorales circulantes (CTC) contribuye de forma independiente a los factores pronósticos disponibles en la actualidad, esta información podría ser útil en la estadificación de la enfermedad y en la identificación de pacientes que podrían beneficiarse de terapias adyuvantes adicionales”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘The Lancet Oncology’?

– A día de hoy, 17 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer de mama ya son miembros de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?