Recuerda que "para el paciente no existen síntomas menores"

El Foro Español de Pacientes se posiciona ante las últimas medidas de Sanidad

Publicado el por Somos Pacientes

El Foro Español de Pacientes (FEP), ha solicitado a las administraciones, tanto nacionales como autonómicas, una valoración de las decisiones políticas adoptadas en los últimos meses en materia sanitaria.

En respuesta a las medidas aprobadas el pasado 27 de junio por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) –entre otras, la exclusión de la financiación pública de 426 medicamentos–, el FEP ha emitido un comunicado en el que recuerda que “para el paciente, no existen síntomas menores, ya que cualquier síntoma que interfiere con la calidad de vida o las actividades de la vida cotidiana debe ser objeto de consideración médica“.

En el mismo, el FEP también alerta del incremento del número de personas que conviven en el umbral de la pobreza, razón por la que “el poder adquisitivo de las familias ha disminuido y el gasto farmacéutico puede competir con otros gastos cotidianos como la compra de alimentos básicos“.

Posicionamiento

El texto íntegro del manifiesto ‘Posicionamiento del Foro Español de Pacientes (FEP) ante las medidas aprobadas en el Consejo Interterritorial’ es el sigiente:

1. Es imprescindible valorar las consecuencias de las decisiones políticas que se están tomando vinculadas a la salud de las personas, especialmente a las más vulnerables, en términos de equidad, efectividad y eficiencia. Se tiene de velar para que se respeten y se cumplan los derechos a la igualdad y la no discriminación y que estos se realicen de forma efectiva.

2. La indicación y el seguimiento de la prescripción médica la tiene que realizar un profesional para evitar un uso inadecuado de la prescripción, siendo estas congruentes con las pautas y tratamientos prescritos al paciente.

3. El equipo asistencial debe llevar a cabo medidas para prevenir el abandono de terapias necesarias y tener las herramientas para realizar el seguimiento del paciente con el objetivo de detectar e intervenir en el caso de existir riesgo de abandono terapéutico. También se debe controlar el uso inadecuado de la medicación.

4. Se deben retirar de venta los fármacos inefectivos o cuya efectividad terapéutica y seguridad ha sido superada por otros fármacos.

5. Para el paciente no existen síntomas menores, ya que cualquier síntoma que interfiere con la calidad de vida o las actividades de la vida cotidiana debe ser objeto de consideración médica.

6. La cifra de ahorro proyectada debe explicarse ya que existe la posibilidad de que exista un efecto sustitución, como el que se ha producido ya en otras ocasiones, por los que los fármacos retirados de financiación pública son sustituidos por otros de mayor coste para el sistema público de salud.

7. Que se tenga en cuenta que el número de personas que están en el umbral de pobreza ha aumentado en España y que el poder adquisitivo de las familias ha disminuido y el gasto farmacéutico puede competir con otros gastos cotidianos como la compra de alimentos básicos.