Proyecto Chamberlin.

Los objetivos del Proyecto Chamberlin, son:

•Proporcionar información valiosa sobre la esquizofrenia y sobre los actuales tratamientos biopsicosociales que se utilizan para combatirla. A través de un cómic informativo y de sensibilización, titulado “Una historia sobre Luis”, se detallan las distintas fases del curso de la enfermedad y los diversos abordajes e intervenciones que corresponden a cada una de ellas.

Existen tres niveles de información:

1. Un primer nivel básico de información establecido por el guión del cómic.

2. En segundo lugar, una información ampliada de cada una de las circunstancias y situaciones dadas en el guión del cómic.
3. En tercer lugar, y siempre siguiendo el argumento de “Una historia sobre Luis”, testimonios de diversos profesionales, familiares y afectados que aportan información directa de sus experiencias personales.

•Informar a la población en general sobre las características de estos trastornos mentales.

•Orientar a afectados y familiares de las posibilidades de actuación ante estos trastornos.

•Sin ignorar el serio impacto de estos trastornos en la vida de los afectados y sus familiares, ofrecer un punto de vista esperanzador sobre las posibilidades actuales de rehabilitación, integración y recuperación de las personas afectadas.

•Contribuir a la eliminación de ideas erróneas acerca de ésta y otras enfermedades mentales. El cómic “Una historia sobre Luis” pretende que el lector personalice el trastorno a través de su joven protagonista. El conocimiento personal de la enfermedad mental se asocia con una mayor tolerancia (Penn y col., 1994). Aunque Luis es un personaje de ficción, su construcción y la de su entorno está realizada con rasgos muy reconocibles para la población en general.

•Contribuir al desarrollo de una cultura social que comprenda y acompañe los procesos de rehabilitación e integración de personas afectadas por estos trastornos.

•Promover en la población joven los valores éticos que propicien la eliminación de actitudes insolidarias y estigmatizadoras hacia las personas afectadas por este tipo de trastornos. Este objetivo supone contribuir a la formación integral de los alumnos del segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria (La etapa de educación secundaria obligatoria comprende cuatro cursos, que se siguen ordinariamente entre los doce y los dieciséis años de edad) y Bachiller ( diecisiete, dieciocho años). Entre los objetivos de esta Enseñanza Secundaria Obligatoria podemos encontrar (Ley Orgánica de Educación, Título Preliminar, Capítulo III, Artículo 23. Objetivos., en sus apartados a., d., g., j., k.). La educación secundaria obligatoria contribuirá a desarrollar en los alumnos y las alumnas las capacidades que les permitan:

a) Asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a los demás, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos, ejercitarse en el diálogo afianzando los derechos humanos como valores comunes de una sociedad plural y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática.
d) Fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como rechazar la violencia, los prejuicios de cualquier tipo, los comportamientos sexistas y resolver pacíficamente los conflictos.
g) Desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza en sí mismo, la participación, el sentido crítico, la iniciativa personal y la capacidad para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades.
j) Conocer, valorar y respetar los aspectos básicos de la cultura y la historia propias y de los demás, así como el patrimonio artístico y cultural.
k) Conocer y aceptar el funcionamiento del propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias, afianzar los hábitos de cuidado y salud corporales e incorporar la educación física y la práctica del deporte para favorecer el desarrollo personal y social. Conocer y valorar la dimensión humana de la sexualidad en toda su diversidad. Valorar críticamente los hábitos sociales relacionados con la salud, el consumo, el cuidado de los seres vivos y el medio ambiente, contribuyendo a su conservación y mejora.

En ese mismo Título Preliminar, la Ley Orgánica de Educación recoge, en el Capítulo IV, Artículo 33, Objetivos, en sus apartados a., b., c., el bachillerato contribuirá a desarrollar en los alumnos y las alumnas las capacidades que les permitan:

a) Ejercer la ciudadanía democrática, desde una perspectiva global, y adquirir una conciencia cívica responsable, inspirada por los valores de la Constitución española así como por los derechos humanos, que fomente la corresponsabilidad en la construcción de una sociedad justa y equitativa.
b) Consolidar una madurez personal y social que les permita actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente los conflictos personales, familiares y sociales.
c) Fomentar la igualdad efectiva de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, analizar y valorar críticamente las desigualdades existentes e impulsar la igualdad real y la no discriminación de las personas con discapacidad.

http://www.proyectochamberlin.org/pop_animacion.html