Con motivo de este día, que se celebra mañana 18 de noviembre, FEASAN presenta la campaña “Con responsabilidad y compromiso ganamos en salud”

  • Entre el 35% y el 40% de los pacientes anticoagulados que toman terapias tradicionales (antivitamina K) no alcanzan un control adecuado. Para conseguir la excelencia en el control de la anticoagulación, FEASAN reclama el compromiso de todos los agentes implicados: pacientes, médicos, responsables políticos y gestores sanitarios.
  • Los expertos reclaman la necesidad de mejorar el acceso a los nuevos tratamientos anticoagulantes orales, cuya media de penetración en España es tan solo del 14%, por debajo de la media europea. Además, ponen de manifiesto las grandes diferencias que existen entre CCAA (que pueden variar desde un 5% a un 30%).
  • Con motivo del Día Nacional del Paciente Anticoagulado, que se conmemora mañana 18 de noviembre, FEASAN (Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados) inaugura la exposición fotográfica “Vivimos Anticoagulados” mañana miércoles a las 11.30h. en la Fundación Jiménez Díaz (Madrid).

Madrid, 17 de noviembre de 2015.- Con motivo del Día Nacional del Paciente Anticoagulado, que se celebra mañana 18 de noviembre, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagimagen DNulados (FEASAN) presenta la campaña “Con responsabilidad y compromiso ganamos en salud”. El objetivo de esta iniciativa es conseguir la excelencia en el control de la anticoagulación apelando a la implicación de todas las personas involucradas, incluyendo al propio paciente, a los médicos que los atienden, y a políticos y gestores sanitarios. Además, para conmemorar este día, FEASAN inaugura mañana la exposición fotográfica “Vivimos Anticoagulados”, una muestra que retrata el día a día de los pacientes que toman esta medicación y que se presentará a las 11.30h. en el hall de la Fundación Jiménez Díaz (Madrid). Toda la información se puede consultar en la web www.dianacionaldelanticoagulado.org.

“El primer responsable de su salud, debe ser el propio paciente, que debe cumplir al 100% el tratamiento y seguir las recomendaciones de su médico. Si el paciente está comprometido, puede evitar complicaciones sanitarias asociadas a una mala adherencia al tratamiento o a hábitos poco saludables”, afirma Luciano Arochena, presidente de FEASAN. Arochena apunta en cualquier caso que “también los otros agentes involucrados deben comprometerse en el manejo de la anticoagulación, como es el caso de médicos, políticos y gestores sanitarios”.

Según la campaña puesta en marcha por FEASAN, el profesional sanitario debe hacer partícipe al paciente de su tratamiento y del cuidado de su enfermedad, de forma que esto redunde en un beneficio para su salud. El doctor José María Lobos, Coordinador del Grupo de Trabajo Cardiovascular de la Semfyc (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria), afirma que “hay que transmitirle bien al paciente, y enfermería también tiene un papel crucial en esto, qué supone estar anticoagulado, cuáles son las ventajas e inconvenientes y por qué está indicado en su caso”.

Según la campaña puesta en marcha por FEASAN, el profesional sanitario debe hacer partícipe al paciente de su tratamiento y del cuidado de su enfermedad, de forma que esto redunde en un beneficio para su salud. El doctor José María Lobos, Coordinador del Grupo de Trabajo Cardiovascular de la Semfyc (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria), afirma que “hay que transmitirle bien al paciente, y enfermería también tiene un papel crucial en esto, qué supone estar anticoagulado, cuáles son las ventajas e inconvenientes y por qué está indicado en su caso”.
En España hay más de 800.000 personas que toman anticoagulantes debido a que padecen problemas de salud que aumentan el riesgo de sufrir una trombosis. Entre ellas, se encuentran los pacientes con fibrilación auricular no valvular (la arritmia cardíaca más común), las personas con enfermedad en las válvulas del corazón, aquellas que padecen ETV (enfermedad tromboembólica venosa), o aquellas con una enfermedad genética o adquirida de la sangre. El tratamiento anticoagulante retarda el tiempo de coagulación de la sangre, evitando de esta forma que se formen coágulos en el interior de los vasos sanguíneos.

Mejorar el control de los pacientes anticoagulados
Los expertos destacan que el inapropiado control de la anticoagulación es uno de los mayores problemas de estos pacientes. El doctor José María Lobos explica que, con los tratamientos tradicionales (antivitamina K) como el Sintrom, “en el escenario más favorable, la proporción de pacientes con inadecuado control es del 35-40%”. Por ello, incide en que “cuando el paciente no alcanza un buen control de la anticoagulación a pesar de un buen cumplimiento, no tiene sentido insistir durante meses con todos los inconvenientes y riesgos que esto conlleva, hoy que disponemos de otras opciones en anticoagulación que aportan un enorme valor y que están respaldadas por la evidencia científica más sólida”. En opinión del coordinador del Grupo de Trabajo Cardiovascular de Semfyc, “los pacientes con fibrilación auricular no valvular deberían irse incorporando a los nuevos tratamientos, dando prioridad a aquellos pacientes que peor controlados estén con sintrom y/o tengan difícil acceso a la monitorización”.

A este respecto, Luciano Arochena asegura que “todo paciente que es candidato a beneficiarse de un tratamiento innovador, debería tener acceso a él, en cualquier provincia en la que resida”. Sin embargo, la realidad es que los nuevos tratamientos anticoagulantes orales solo cuentan en España con una penetración del 14%. “Lo que más llama la atención es la diferencia entre comunidades autónomas, que puede ir desde un 30% o más, a un 5-6%”, asegura el doctor Lobos, quien añade que “estamos hablando de prevención de ictus y embolismos en pacientes que serían prioritarios para estos nuevos fármacos (por ejemplo, los que están mal controlados con AVK) a los que muchas CCAA ponen barreras de acceso difíciles de justificar”.

En este contexto, desde FEASAN también apelan a la responsabilidad y compromiso por parte de quienes definen las políticas sanitarias, ya que afectan directamente a la salud de los pacientes anticoagulados. Luciano Arochena afirma que “garantizar el acceso a la innovación en materia sanitaria significa no solo facilitar el acceso a los nuevos tratamientos, sino también introducir el autocontrol con coagulómetros portátiles en la cartera de servicios del SNS, de forma que el paciente tenga la posibilidad de controlarse desde su domicilio, sin necesidad de acudir periódicamente a su centro de salud”.

Exposición “Vivimos anticoagulados”: el día a día del paciente
Con el objetivo de educar a los pacientes anticoagulados y a la ciudadanía en los cuidados que requieren las personas que reciben tratamiento anticoagulante, FEASAN inaugura mañana la exposición “Vivimos anticoagulados”, una serie de imágenes que retratan el día a día de dos pacientes de forma visual. Cada fotografía explica, desde la experiencia del propio paciente, aspectos del tratamiento que todo paciente debe considerar y conocer.

La muestra se inaugura mañana en el hall de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid (entrada por Cristo Rey), y será itinerante, ya que está previsto que se traslade a hospitales de otras ciudades españolas.

Sobre FEASAN

La Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados, también conocida por sus siglas como FEASAN, es una organización sin fines lucrativos que se constituyó en el año 1997 con el fin de aunar esfuerzos y agrupar a las asociaciones de pacientes anticoagulados de España. Desde entonces su fundación, FEASAN es la única organización de ámbito estatal que representa exclusivamente al colectivo de pacientes anticoagulados en todo el territorio español.

Para más información
Cícero Comunicación
María Fábregas
Tel. 917500640
mfabregas@cicerocomunicacion.es

  • Tres pacientes, dos de la Comunidad Valenciana y uno de Andalucía se han formado en esta nueva edición del Programa de Paciente Experto Anticoagulado con Fibrilación Auricular (FA)
  • El Programa de Paciente Experto de FEASAN, impulsado con la colaboración de Boehringer Ingelheim, persigue el empoderamiento del paciente anticoagulado con FA para el automanejo de su enfermedad y tratamiento, con el fin último de prevenir el ictus en la fibrilación auricular (FA)
  • Los pacientes expertos están acreditados para formar a otros pacientes anticoagulados con FA en centros de sanitarios de su comunida

Valencia, 09 de julio de 2015. Hasta tres millones de personas en el mundo sufren ictus relacionados con fibrilación auricular cada año. En España hay un millón de personas con fibrilación auricular y más de 90.000 están sin diagnosticar¹. Estos pacientes tienen una probabilidad hasta un 60% más alta de padecer algún tipo de discapacidad², ³, ⁴. Con estos datos, FEASAN (Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados), en colaboración con Boehringer Ingelheim, comprometida con la educación de la salud de los pacientes anticoagulados, puso en marcha en 2012 el programa Paciente Experto Anticoagulado con FA”, cuyo objetivo es apoyar y capacitar a los pacientes con FA como corresponsables del cuidado de su salud para la prevención del ictus.

El proyecto, que fue galardonado por la iniciativa internacional 1 Misión, 1 Millón en 2010, consta de dos fases: una primera fase de formación-acreditación de pacientes expertos y una segunda fase en la que estos pacientes expertos informan a otros pacientes en centros sanitarios, con la supervisión de un profesional sanitario. En estos días ha finalizado una nueva edición de formación de pacientes expertos. En total se han formado tres nuevos pacientes expertos: uno en Ontinyent, una en Valencia y uno en el Puerto de Santa María. Estas tres figuras se suman a los diez que se formaron a lo largo de la primera edición. Mediante esta acreditación, desde el próximo mes de septiembre y hasta finales de año, bajo su título de paciente experto podrán formar a su vez a otros pacientes, en distintos centros de salud de sus respectivas ciudades y/o comunidades autónomas.

Santiago Culí, Director Comunicación y Relaciones Públicas de Boehringer Ingelheim España resalta el compromiso de la compañía con el paciente “uno de los elementos centrales de la cultura de Boehringer Ingelheim es nuestro compromiso con la salud y el bienestar de la sociedad, apostando por la innovación y la sostenibilidad del sistema”. Bajo estos parámetros, Culí apunta que la compañía “impulsa programas de educación sanitaria con acciones de concienciación y planes de formación, que ayudan al paciente a adoptar un rol responsable y activo sobre el manejo de su enfermedad”.

El papel del paciente experto

El paciente experto es una persona consciente de su problema de salud, con capacidad para mejorar su calidad de vida y con una actitud proactiva para ayudar a otros pacientes que se encuentren en su misma situación. Su papel es fundamental en la difusión de la información a otras personas que padecen la misma enfermedad crónica, con el objetivo de concienciarles en la importancia del automanejo.

 

En palabras de Luciano Arochena, Presidente de FEASAN “la información es un elemento esencial en este escenario. Este tipo de programas que empoderan al paciente como responsable y activo ante la gestión de su salud son imprescindibles y de hecho así lo evidencian las estrategias de cronicidad en nuestro país. No obstante, el éxito no solo depende de nuestra motivación como pacientes, es necesario que profesionales sanitarios, administración y organizaciones de pacientes trabajemos coordinadamente“ Arochena continua diciendo que “un paciente informado es un paciente capacitado para gestionar su salud y participar en la toma de decisiones junto a su médico.”

 

Durante este 2015 los tres pacientes de Ontinyent, Valencia y Puerto de Santa María comenzarán las sesiones informativas para grupos de máximo 20 pacientes crónicos. Estas sesiones, que se llevarán a cabo en sus respectivas comunidades autónomas, les acreditarán como educadores de otros pacientes en su misma situación.

 

Acerca de FEASAN

La Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados, también conocida por sus siglas como FEASAN, es una organización sin fines lucrativos que se constituyó en el año 1997 con el fin de aunar esfuerzos y agrupar a las asociaciones de pacientes anticoagulados del territorio español. En la actualidad, FEASAN integra a 11 asociaciones distribuidas por diferentes puntos de España, representando así a cerca de 6.000 pacientes y familiares adscritos a las diferentes asociaciones locales, provinciales o autonómicas.

 

Referencias:

1.- Clua‐Espunya J, Lechuga‐Durana I, Bosch‐Princep R, Roso‐Llorach A, Panisello‐Tafallaa A, Lucas‐Nolla J, López‐Pablo C, Queralt‐Tomas L, Giménez‐Garcia E, González‐Rojas N, Gallofré López M. Prevalence of undiagnosed atrial fibrillation and of that not being treated with anticoagulant drugs: the AFABE study. Rev Esp Cardiol. 2013;66(7):545–552.

2.- Atlas of Heart Disease and Stroke, World Health Organization, September 2004. Viewed July 2009 at

3.-Marini C, De Santis F, Sacco S, et al. Contribution of atrial fibrillation to incidence and outcome of ischemic stroke: results from a population-based study. Stroke 2005; 36:1115-9.

Lin HJ, Wolf PA, Kelly-Hayes M, et al. Stroke severity in atrial fibrillation: theFraminghamstudy. Stroke 1996; 27:1760-4.

Para más información y/o entrevistas:

The Partner Health

Lara Martí

T. 660 301 930

prensa@thepartnerhealth.com

  • En España hay más de 800.000 personas anticoaguladas
  • Se trata de una tarjeta única bajo el lema “Estoy anticoagulado” en los tres idiomas más hablados a nivel mundial: español, inglés y chino
  • Esta iniciativa surge ante la evidencia de la necesidad de que estos pacientes se identifiquen como tales ante una emergencia médica y, en general, ante un profesional sanitario
  • De los casi 300.000 pacientes que acuden con fibrilación a urgencias cada año prácticamente la mitad de ellos están anticoagulados
  • Es muy importante que los profesionales sanitarios que atienden pacientes anticoagulados dispongan de la información necesaria, evitando así situaciones de riesgo

Madrid, 13 de diciembre de 2012.- En España hay más de 800.000 personas anticoaguladas. Se trata de pacientes que son más vulnerables ante una emergencia médica o una intervención quirúrgica. En este sentido, la terapia anticoagulante previene a estas personas de sufrir una trombosis o una embolia.
Cada vez es más importante que los pacientes anticoagulados se identifiquen como tales ante una emergencia médica y, en general, ante un profesional sanitario. Por ello, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), que representa a más de 6.000 pacientes, ha creado una tarjeta identificativa nacional y única bajo el lema “Estoy anticoagulado” en los tres idiomas más hablados a nivel mundial: español, inglés y chino. Desde diciembre se repartirán 20.000 tarjetas y se irán realizando más ediciones conforme se vayan agotando.
Según Luciano Arochena, presidente de FEASAN, “hay situaciones en las que no podemos verbalizar nuestra situación de paciente anticoagulado, porque estamos en otro país y no conocemos el idioma o porque hemos sufrido un traumatismo con pérdida del conocimiento”.
Esta tarjeta se ha creado como una herramienta necesaria para la prevención de complicaciones y para contribuir a la seguridad del paciente, siendo de gran utilidad para identificarse como paciente por ejemplo cuando se viaje a otro país y se necesite atención sanitaria, ante una emergencia de salud en la que no es posible comunicarse, como en caso de pérdida de conocimiento, o ante otro especialista médico no relacionado con la anticoagulación.
En este sentido, Arochena explica que “otro de los objetivos que perseguimos con esta iniciativa es concienciar a los propios pacientes de la importancia de comunicar su condición de paciente anticoagulado ante un profesional sanitario, responsabilizándose de su propia salud y reduciendo los riesgos”.
Para los profesionales sanitarios es primordial que tanto las personas en terapia anticoagulante como sus familiares informen de la situación ante posibles situaciones de urgencia. Según el Dr. Alfonso Martín, Coordinador del Grupo de Arritmias Cardiacas de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), “es clave que el médico conozca este dato para ganar tiempo en momentos de urgencia y sobre todo, porque la situación de anticoagulación puede ser decisiva a la hora de evaluar y tomar decisiones”.
“De los casi 300.00 pacientes con fibrilación auricular que acuden a urgencias cada año, 140.000 de ellos están anticoagulados”, apunta el Dr. Martín. “A este gran grupo de pacientes hay que añadir aquellos anticoagulados por enfermedad tromboembólica arterial y por valvulopatía cardiaca, que utiliza los servicios de urgencias como fuente de atención médica ante cualquier complicación hemorrágica y a menudo ante problemas del control de la anticoagulación o la realización de exploraciones invasivas médicas”, añade.
En este sentido y según este experto, “la anticoagulación puede explicar alteraciones analíticas y en la exploración pero, sobre todo, es importante que estos pacientes estén identificados porque los anticoagulantes pueden producir hemorragias, que tienen un origen, diagnóstico y tratamiento diferentes a las hemorragias de otra causa, incluso cuando se producen en el mismo órgano”.

Proceso médico más ágil
Poder identificar al paciente rápidamente facilita las prescripciones de fármacos, y que a la hora de iniciar nuevos tratamientos no haya interacciones. Además, “antes de realizar determinadas pruebas diagnósticas (endoscopias, cateterismos, etc.) o intervenciones (dentales, embarazos…) es imprescindible conocer si se está anticoagulado, para corregir el estado si es necesario y/o tomar las precauciones necesarias”, subraya el Dr. Martín.
Por otro lado, la Dra. María Ángeles Fernández, especialista en Hematología y Hemoterapia y asesora científica de FEASAN, considera que se trata de una iniciativa que va a mejorar la situación de los pacientes anticoagulados sobre todo en determinadas situaciones “como la decisión de realizar o no un TAC, que puede ser vital para este tipo de pacientes, en el caso de caídas con traumatismo craneal o de accidente de tráfico con traumatismo torácico”, sostiene.

Terapia anticoagulante: Involucración de todos los especialistas.
La terapia anticoagulante está indicada para todos aquellos pacientes que, debido a una situación clínica determinada, poseen mayor riesgo de sufrir una trombosis o una embolia.
La Dra. Fernández explica que “se trata de una terapia preventiva, pero no curativa, y su utilización es preceptiva en los pacientes portadores de válvulas cardiacas artificiales para que no se forme un trombo que pueda bloquear su funcionamiento”.
La modificación de la coagulación de la sangre en estos pacientes ha de mantenerse en el tiempo, tanto como permanezca la enfermedad o situación causante del riesgo tromboembólico.
La educación del paciente anticoagulado es clave para que este tratamiento cumpla el objetivo terapéutico, es decir, evitar los accidentes tromboembólicos o disminuir sus secuelas en el caso de que aparecieran. Sin embargo, según la Dra. Fernández, “el paciente anticoagulado sigue siendo vulnerable si el médico de Atención Primaria y los otros especialistas que lo tratan por sus otras patologías, crónicas (diabetes, hipertensión, cáncer, otras cardiopatías…) o agudas (infecciones, gripes, dolores en general…) pasan por alto su situación de anticoagulado”. Por eso, la Dra. Fernández, hace hincapié en que “es muy importante que los profesionales sanitarios que atienden pacientes anticoagulados dispongan de la información necesaria evitando así situaciones de riesgo”.
Por último y con la finalidad de que el tratamiento tenga la mayor eficacia posible sin causar daños colaterales, la Dra. Fernández afirma que “es importante que el paciente entienda por qué se toma un fármaco, qué se quiere conseguir con ello, por qué se debe ser regular en la toma de los medicamentos y cuales son los tratamientos que no se pueden mezclar con los anticoagulantes”.

Todas las personas interesadas pueden solicitar su tarjeta en su asociación más cercana, directamente a FEASAN por teléfono (963 525 577) o a través de un formulario en la web de FEASAN:
http://www.anticoagulados.info/estoy_anticoagulado.html
La tarjeta se enviará a su domicilio contra reembolso.
Asimismo, y de forma progresiva, la tarjeta estará disponible también en centros de salud y oficinas de farmacia.

  • FEASAN ha puesto a disposición de los pacientes anticoagulados una web: www.controlatuanticoagulacion.org, en la que podrán consultar información, descargarse la aplicación gratuitamente o, caso de no disponer de Smartphone, acceder a un espacio virtual (web-app) con las mismas funciones que la app.
  • Un paciente anticoagulado bien controlado es un paciente que mantiene su INR dentro de su rango terapéutico el 60% de los controles. Un mayor conocimiento de la anticoagulación y su consecuente implicación en el cuidado de su salud pueden ayudar prevenir complicaciones asociadas a la mala gestión del tratamiento anticoagulante oral.
  • Según datos de un estudio realizado por la SEFAC, el 22% de los pacientes anticoagulados desconoce los resultados de los controles de su INR de los últimos 6 meses.

Madrid, 7 de octubre de 2014.- Bajo el claim ‘Controla tu INR, controla tu vida’, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), acaba de lanzar INRCONTROL, una novedosa aplicación para móviles diseñada para los pacientes anticoagulados que reciben tratamiento con antivitamina K, un tipo de anticoagulante oral que requiere controles periódicos para medir el INR, un índice normalizado cuyo valor nos indica el tiempo que tarda en coagular la sangre de la persona anticoagulada.

Esta aplicación, que ha sido diseñada a partir de las necesidades detectadas entre los propios pacientes, contiene un amplio menú de funciones que permiten al paciente implicarse activamente en el control de su tratamiento. A partir de un perfil individual, el paciente puede ir registrando los resultados de sus controles de INR, permitiéndole disponer de un histórico de resultados y un gráfico con sus últimos 6 registros. Si el paciente introduce un INR que está fuera de su rango terapéutico la aplicación le avisará con un mensaje de atención. Asimismo la app incorpora un sistema de alertas, tanto para recordar las fechas del próximo control como para avisar al paciente que debe tomar la medicación (indicándole la dosis que tiene pautada).

Con estas funcionalidades se pretende potenciar tanto la implicación del paciente en el control de su tratamiento
como favorecer la máxima adherencia al tratamiento anticoagulante.

El lanzamiento de esta App se enmarca en una nueva campaña de FEASAN cuyo objetivo es el de mejorar el control de los pacientes anticoagulados. Para ello ha puesto a disposición de los pacientes una página web: www.controlatuanticoagulacion.org, desde donde el paciente podrá descargar la ‘Guía de consulta para pacientes anticoagulados’, avalada por la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), o acceder a un espacio virtual con las mismas funciones que la de la App, pensando en aquellas personas que no dispongan de un teléfono de nueva generación.

“Con este proyecto pionero en el ámbito del paciente anticoagulado, que ha contado con el auspicio de la alianza Bristol Myers and Squibb-Pfizer, se persigue involucrar activamente al paciente en el conocimiento y control de su enfermedad, los riesgos que corre, las precauciones que debe de tomar y el cumplimiento del tratamiento”, explica Luciano Arochena, presidente de FEASAN, quien reconoce que “aún queda mucho camino por recorrer en materia de formación y concienciación de los pacientes, ya que todavía hay muchos que desconocen su enfermedad, los riesgos y las consecuencias, y la finalidad y la importancia de los controles de INR”.

El INR es un índice que mide el tiempo de coagulación de la sangre y debe mantenerse en unos parámetros determinados por el médico. Si el paciente presenta un valor por debajo de esos parámetros corre riesgo de trombo o embolia, y si es superior corre riesgo de hemorragia. Partiendo de la base de que los anticoagulantes orales que requieren controles de ese INR son especialmente sensibles a ciertos alimentos y otros medicamentos, la concienciación y educación del paciente como pieza clave en el control de su salud puede ayudar a reducir las complicaciones asociadas a la anticoagulación, principalmente las hemorragias.

A pesar de que el perfil del anticoagulado es, en su mayoría, el de un paciente mayor poco interesado por los avances tecnológicos, 1 de cada 4 pacientes anticoagulados es menor de 65 años, “lo que implica que no son ajenos a las nuevas tecnologías y las herramientas digitales, por lo que esta aplicación puede facilitarles y mejorar su calidad de vida”, concluye Arochena

Ver video explicativo:   #controlatuanticoagulacion

Para más información
Cícero Comunicación
María Fábregas
Tel. 917500640
mfabregas@cicerocomunicacion.es
imagen de decoración

AGENDA

diciembre 2017
L M M J V S D
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

No hay eventos este mes.

PRÓXIMOS EVENTOS DE LA ASOCIACIÓN
No hay próximos eventos.