La hipocondría o miedo a enfermar es algo más común de lo que te imaginas;. Es uno de los trastornos de ansiedad caracterizada por la obsesión y miedo a tener enfermedades físicas, casi siempre.  No importa a cuantos médicos visites, nunca llegarás a estar tranquilo y a su vez eso hace que aumente tu ansiedad entrando en un círculo vicioso que necesitamos romper. Yo sé que estás seguro de que estás enfermo, cuando tu mente se torna obsesiva, vas a encontrar todas las pruebas, justificaciones y razones con las cuales demostrar que sí tienes una enfermedad, a tal grado, que tu mismo cuerpo puede empezar a somatizar (Convertir inconscientemente un trastorno psíquico en una dolencia física) toda esa tensión y emociones que tienes dentro, convenciéndote aún más de que estás enfermo. Y claro, la tensión tiene que salir por algún lugar… y normalmente, casi en el 100% de las veces, si no sale a través del llanto, acciones o palabras, saldrá a través de malestares físicos. Entonces… ¿qué hacer?

1.Disminuye la frecuencia de tus rituales de comprobación.  Es muy probable que tengas rituales en donde revisas tu cuerpo, en búsqueda de esos síntomas o señales de peligro.  Olvídate de las búsquedas en Dr. Google ,recuerda que si  buscas “enfermedad” Dr.google te dará más “enfermedad”.  Google es algo así como el Universo, que te responde lo que estás buscando.  y te aseguro que no estás buscando “cómo ser más sano”, estás buscando… “pruebas de que tengo cáncer”.  Entonces, claro que te vas a seguir convenciendo de lo mismo.

2.Confía en tu cuerpo, necesitas confiar más en tu cuerpo, creer que él sabe lo que hace, que es infinitamente sabio y que nació para ser sano y para mantenerse así.

3.Pon el foco en la salud  ¿Qué tal que en lugar de registrar todas las señales de enfermedad, registras todas las señales de salud? y quizás te preguntas…¿cuáles son las señales de salud? y no te preocupes, es normal que no las conozcas, no estamos acostumbrados a registrar o identificar la salud, estamos acostumbrados a identificar la enfermedad.  Pero date cuenta, el color de tus mejillas, la humectación de tu boca, tu tono muscular, tu cabello, tu digestión… en todos esos lugares puedes encontrar signos de salud.

4.Sólo tú te convencerás de que estás sano. Por más estudios o doctores que visites, nadie logrará convencerte de que estás sano más que tú mismo, pero por alguna razón no quieres convencerte.  Así es que descubre esas razones que se esconden detrás de todo esto, y decide convencerte a ti mismo y realmente creer la realidad de que no tienes ninguna enfermedad.  El visitar doctores y sacarte análisis es un reforzamiento a la hipocondría, cada vez que lo haces te alejas más de sentirte tranquilo (aunque tu creas que eso te da tranquilidad), te pones ansioso porque te quieres checar, lo haces y te relajas por un momento, pero después vuelve y hasta más fuerte.

5.Cuenta hasta diez antes de confirmar tu enfermedad. Si te llega la preocupación o el pensamiento de que puedes estar enfermo, e inmediatamente quieres correr a comprobarte, al médico o a Google, cuenta hasta 30, mientras que relajas tu estómago, respiras profundo y te dices a ti mismo la verdad “ya me he revisado muchas veces, no tengo nada, es mi mente obsesiva que me hace pensar”. “Confío en mi buena salud”

imagen de decoración

AGENDA

noviembre 2018
L M M J V S D
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930

No hay eventos este mes.

PRÓXIMOS EVENTOS DE LA ASOCIACIÓN
No hay próximos eventos.