La comunidad científica debe ser consciente de que sufrir dolor neuropático es en sí mismo una enfermedad

El Doctor Dominic Aldington, experto británico en dolor Neuropático, expuso recientemente en una sesión clínica transmitida por videoconferencia en el ámbito mundial que, hasta hace muy poco tiempo, el dolor no era percibido por los propios clínicos ni tampoco por la sociedad como una enfermedad. Es importante aclarar que sufrir dolor es -en sí mismo- una cruel enfermedad, de lo que se deduce que existe un déficit de formación en la medicina del dolor, señaló este Doctor.

Doctor Dominic Aldington

Uno de los estudios que presentó este clínico revela que los pacientes que sufren dolor Neuropático presentan varias alteraciones. “Además de un posible daño en el tejido nervioso también se ha comprobado que algunos de estos pacientes presentan una falta de adaptación neuroplástica dentro del cortex cerebral y, también, una alteración neuroquímica”, señaló este Doctor. Así pues, estos hallazgos nos llevarán a investigar en el desarrollo de terapias que pueden llevarnos a un mejor tratamiento de este tipo de dolor y también a su prevención.

Estas son algunas de las preguntas que le plantearon a este Doctor otros expertos clínicos desde diferentes puntos del mundo:

¿Podría el Dolor Neuropático Crónico llegar a preverse en grandes cirugías?

Los estudios realizados hace más de una década por otros investigadores revelan que, en algunos casos, se puede llegar a controlar la aparición de dolor neuropático antes de la amputación de un miembro o de cualquier otra cirugía, si el clínico trata al paciente antes de dicha intervención con cierta batería de fármacos. Aunque tengo que aclarar que esto no aparece en las guías clínicas que seguimos.

¿Cómo se puede abordar una Neuralgia Postherpética?

Consultando las Guías internacionales del dolor, éstas recomiendan utilizar como primera opción una serie de agentes farmacológicos. En segunda opción si no funcionan los primeros fármacos, recomiendan utilizar el Tramadol. Y, como tercera opción, los opioides tradicionales. Pero está claro que la tendencia es reducir el uso de opioides porque éstos pueden presentar múltiples efectos. También se pueden recomendar una serie de parches para zonas de hiper-analgesia. Y, también existen ciertas inyecciones con medicación y otras opciones que están aportando buenos resultados.

En el Reino Unido tenemos el Instituto de Salud y de Excelencia Clínica, que ha desarrollado unas Guías de tratamiento del Dolor Neuropático. Está muy claro que el Tramadol es sólo una terapia de rescate agudo, pero nunca se debe utilizar como un tratamiento de primera, ni de segunda opción.

¿En determinados casos de dolor Neuropático puede el clínico combinar medicamentos?

Sí, clínicamente, el facultativo debe estudiar cada caso individualmente y ver cómo puede realizar este tipo de combinaciones siempre con el objetivo de conseguir tratamientos que nos ofrezcan una eficacia máxima con la menor toxicidad. No debe haber efectos secundarios. Pero sabemos que todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Existe una gran polémica sobre este tema y los nefrólogos también tienen mucho que aportar al respecto. Por lo que siempre se debe informar al paciente sobre los posibles efectos secundarios de cada medicamento y éste debe tomar sus decisiones siendo consciente de los efectos colaterales que puede llegar a afectar al correcto funcionamiento de otros órganos del paciente.

Usted tiene experiencia con heridas de guerra como clínico del cuerpo militar y, también, como clínico en el ámbito civil, ¿Qué puede comentarnos sobre su experiencia?

Los traumas asociados al sector militar son realmente cirugías enormes que nos han enseñado a entender mejor el síndrome del miembro fantasma. El cuerpo militar británico ha evitado el dolor en heridas de combate con una gran batería de fármacos. Hemos utilizado muchos analgésicos de control. En algunas lesiones hemos tenido que realizar bloqueos de nervio de forma intratecal que permiten una analgesia durante una semana. Para algunas cirugías abdominales estos tratamientos son muy útiles. Y, hemos utilizado otros fármacos dependiendo de la gravedad de la lesión de los tejidos. Antes de nada es muy importante reducir el dolor. Es importante tener los medicamentos disponibles.
El grupo de trabajo Australiano ha destacado que el paciente tiene que ser educado sobre lo que puede esperar de un medicamento para abordar el dolor. Es decir, que los medicamentos pueden ayudar a controlar el proceso de dolor, pero no lo eliminan. Y, este hecho debe ser aceptado por el paciente antes de ser tratado.

En cuanto a la rehabilitación de estos heridos, hemos comprobado que al aumentar la actividad aparece más dolor. Así que tenemos que pasar a utilizar otros fármacos más fuertes en su rehabilitación. Ésta es muy importante a pesar de que la sensación del dolor con la rehabilitación siempre va a aumentar. Además, en estos casos es muy importante que el clínico tenga en cuenta el factor psicológico, ya que las personas que sufren dolor durante mucho tiempo pueden desarrollar un estrés post-traumático que puede afectarles en mayor o medida dependiendo de cada persona. El dolor siempre tiene un componente emocional y sensitivo que cada individuo puede gestionar de forma diferente. Y, por eso, es tan importante educar al paciente y que éste conozca cómo puede gestionar su dolor no sólo con medicación sino también con herramientas cognitivas-conductuales que le ayuden a llevar este proceso. Hay varios criterios para determinar si existe una lesión de tejido, y diferentes herramientas de detección muy útiles. El dolor neuropático es una subdivisión del dolor. Y el dolor crónico neuropático es una enfermedad en sí mismo.

¿Cuál considera que puede ser el papel de la Hipnosis para el dolor?

En mi experiencia la Hipnosis, en algunos casos, puede llegar a tratar la ansiedad que produce sufrir dolor. En algunos pacientes puede ser muy útil porque, en lugar de utilizar fármacos para calmar la ansiedad y relajarse, las técnicas de hipnosis pueden ayudar en este sentido.

¿Se pueden utilizar fármacos antes de una cirugía grande como puede ser una mastectomía?

Intuitivamente, se sabe que, en algunos casos, el dolor neuropático postquirúrgico se puede llegar a evitar siempre que se trate al paciente antes de la cirugía, pero esta indicación no aparece en las Guías Internacionales que los facultativos utilizamos. Y esto es importante comunicarlo. Con lo que este criterio recae en cada clínico. Yo personalmente creo que si puedo evitar el dolor, recurriría a métodos para evitarlo.

¿Cómo se puede gestionar el dolor Neuropático después de una gran cirugía?

Lo primero que hay que hacer es educar al paciente y explicarle que el dolor no tiene por qué ser algo malo, sino el resultado del daño en un tejido nervioso. El paciente debe también colaborar en la selección de los agentes. Tenemos una gran cantidad de fármacos que podemos emplear.

¿Funcionan unos medicamentos mejor que otros?

No hay códigos equivalentes. Hay personas que pueden tener una respuesta terapéutica mejor a un medicamento, y otras personas a otro medicamento. Que no funcione un medicamento no significa que la terapia con otro fármaco no vaya a funcionar.

¿Puede surgir la adicción a ciertos medicamentos?

Este es un tema muy delicado. Según los estudios clínicos, sabemos que existen tres problemas relacionados con los fármacos: La tolerancia, la dependencia y la adicción. Estos tres problemas son totalmente diferentes. Y sabemos que la adicción depende del perfil psicológico del paciente, pero quiero aclarar que esto es extremadamente raro porque a nadie le gusta tomar medicamentos. Algunas personas pueden pensar que ciertos fármacos les pueden ayudar a relajarse. En este caso estos pacientes deberían recurrir a terapia cognitiva porque no se deben utilizar medicamentos para conseguir una mayor relajación. Es importante saber por qué un paciente recurre a un medicamento. Saber la causa.

Evidentemente, la mayoría de los pacientes no tienen más remedio que utilizar los bloqueadores de dolor para abordar su dolor porque lo necesitan.

¿Existe el concepto fracaso del tratamiento?

Evidentemente. Cuando un fármaco no hace efecto en dos o tres semanas, el clínico debe cambiar de fármaco porque éste no funciona. Y, si no funciona en este periodo de tiempo, en un futuro no va a funcionar. El control del dolor para un facultativo debe ser una prioridad y, a veces, hay que estudiar nuevos bloqueadores del dolor o combinar varios, pero siempre teniendo en cuenta la opinión del paciente. Y que éste conozca los riesgos posibles de dichas combinaciones farmacológicas. Tenemos estudios sobre una muestra de 2.700 personas que habían sufrido diferentes tipos de lesiones y el 70% contestó que su dolor era un problema significativo en sus vidas. Por tanto, en un futuro tenemos que tener en cuenta que el dolor es un problema importante y reducir esta carga. Los clínicos tenemos que mejorar la forma desarticulada que existe de tratar el dolor actualmente.

Una vez que se ha incrementado las dosis de un medicamento y este no funciona, sugeriría que, según la literatura que tenemos, si no hay respuesta después de dos o tres semanas, ya no lo va a ver y, por lo tanto, es vital que el facultativo cambie de fármaco.

Es importante discutir la medicación con el paciente porque hay medicamentos que tienen riesgos pero, si el paciente quiere continuar con ese medicamento, la decisión es de éste.

¿Qué tipo de personas pueden desarrollar dolor Neuropático?

Según los estudios que estamos realizando, depende de la severidad de la lesión y de la percepción individual de cada paciente. El dolor tiene un componente sensorial y emocional y, también, tiene un componente psicológico de cómo ese paciente aborda esa situación tan desagradable.

¿Tienen las vitaminas del Grupo B1 y B6 alguna utilidad?

Los laboratorios las están utilizando pero en las guías clínicas internacionales del Dolor no viene esa indicación. Así que esa decisión depende de cada médico y debe de comentarlo con su paciente.

¿Cuánto tiempo se puede utilizar un determinado fármaco para abordar el dolor Neuropático?

Si el paciente se encuentra bien podemos utilizar el fármaco, pero tiene que ir disminuyendo la dosis de fármaco(s). Si el paciente dice que su vida es peor con ciertas medicaciones se debe cambiar la medicación.

¿Cómo se trata una ciática aguda?

Se trata de un dolor de origen combinado y es necesario utilizar medicación para el dolor nociceptivo y neuropático. La terapia física es muy útil también. El transporte de ciertos fármacos y su fórmula farmacocinética es diferente, y el clínico tiene que saber combinarlos. Las lesiones en el nervio ciático se pueden estudiar con pruebas de imagen.

Departamento de Prensa de la Asociación Española de Pacientes con Dolor Neuropático
www.pacientesatm.com
www.morethandoctors.com
T. 638 98 97 69
. Miembros de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS)
. Todas las noticias de nuestros portales de salud están supervisasdas por clínicos miembros del Comité Científico de AEPA ATM

Comments are closed.