AUNQUE NO SE APLIQUE EL COPAGO SANITARIO SE MANTIENE LA DISCRIMINACIÓN QUE AFECTA A LAS PERSONAS SORDAS

NOTA DE PRENSA

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas-FIAPAS manifiesta su preocupación por que se mantenga la discriminación de las personas con sordera usuarias de prótesis auditivas (audífonos e implantes) en la actual Cartera Ortoprotésica del Sistema Nacional de Salud.

FIAPAS aplaude la medida hasta ahora tomada por Sanidad y confía en que se adopten las medidas necesarias para liberar a las personas sordas y a sus familias del elevado coste económico que conlleva la presencia de la sordera, que se suma al coste personal y familiar asociado a la presencia de una discapacidad.

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas-FIAPAS aplaude la decisión del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de no aplicar los copagos previstos en las prestaciones ortoprotésicas, dietoterápicas y en el transporte sanitario no urgente, ya que dichas medidas supondrían una nueva penalización para las personas con discapacidad, afectando gravemente su situación económica y personal.

No obstante, en relación con las prótesis auditivas: audífonos e implantes auditivos, FIAPAS quiere hacer notar que esta decisión no resuelve la discriminación que afecta a las personas con sordera y a sus familias, que se ven obligadas a asumir elevados costes económicos derivados de la utilización de estas prótesis indispensables para hacer funcional su capacidad de oír y para participar activamente en su entorno. Al respecto, hay que señalar que esta situación no afecta a ninguna otra prótesis externa incluida en la Cartera.

FIAPAS confía en que, en esta misma línea de “no exigir nuevos esfuerzos a los usuarios”, el departamento que dirige Ana Mato se muestre permeable a las demandas que la Confederación ha venido trasladando desde hace años a la Administración sanitaria en relación con las prótesis auditivas:

  • Eliminar en la nueva regulación de la Cartera el actual límite de edad establecido en los 16 años para la prestación por audífonos, ya que constituye una discriminación jurídicamente insostenible y, por otra parte, sin ningún tipo de base científica que la soporte, así como incrementar la cuantía económica de la prestación que en este momento cubre escasamente la tercera parte de su coste. Además de incluir la renovación de todos los componentes externos de los implantes cocleares en la nueva regulación.
  • Controlar la distribución de las prótesis auditivas (audífonos e implantes) y reducir su elevado coste, tanto en lo que respecta a su adquisición como en lo relativo a su mantenimiento (baterías, reparaciones y renovación).
  • Evitar que los cambios impositivos relativos en la aplicación del IVA afecten a las prótesis auditivas.

Sin duda, las decisiones en relación con la próxima reforma tributaria así como las que se tomen junto con las distintas Administraciones Sanitarias respecto a la actualización de la Cartera Ortoprotésica, brindan la oportunidad de acabar con una situación claramente discriminatoria que afecta a la personas sordas, incluso dentro del propio colectivo de la discapacidad.