Somos Pacientes

Breve manual de estilo para publicar informaciones en Somos Pacientes

student-849825_1280Uno de los principales objetivos de Somos Pacientes es convertirse en una comunidad online de asociaciones de pacientes, una plataforma en la que estas entidades compartan información y contenidos sobre su actividad, sus reivindicaciones o las patologías en torno a las que se constituyeron.

Para ello, cada asociación cuenta en Somos Pacientes con su propio espacio personalizado desde el que publicar y dar difusión a todo tipo de contenidos y artículos. Luego, la gestión de la web se encarga de llevar esos textos a la portada e, incluos, divulgarlos a través de redes sociales.

Estas posibilidades se hacen ahora aún más importantes dado que la renovación que emprende Somos Pacientes en este mes de octubre de 2015 pretende dar mayor protagonismo a la participación y actividad autónoma de las asociaciones.

Por ello es crucial que todas esas publicaciones y artículos estén redactados y elaborados de la forma más correcta y atractiva posible, para que resulten interesantes y útiles a los posibles lectores.

Por todo esto, desde Somos Pacientes nos hemos atrevido a elaborar un breve y modesto manual de estilo para ayudar a las asociaciones a publicar informaciones en sus respectivos espacios dentro de la comunidad.

Breve Manual de Estilo

Planifiquemos antes de escribir. Lo más importante es planificar la entrada del artículo (así llamamos a su primer párrafo), en la que se incluye lo más relevante del texto: su tema central. No somos periodistas y esto no es un diario, pero seguir algunas normas de la redacción periodística nos puede venir muy bien para satisfacer los intereses de nuestro lector.

Es necesario hacerse dos preguntas fundamentales: ¿qué es lo que quiero contar? y ¿en qué orden? El objetivo es que nuestro texto resulte fácilmente comprensible.

Una buena entrada (el primer párrafo de nuestro texto) tiene que ser inteligible: sujeto, verbo y predicado. Su extensión ideal es de unas 70 palabras. El resto –lo que llamamos el cuerpo del texto– ampliará y explicará lo que dice la entrada. Nunca demos por sentado que el lector conoce los antecedentes de un tema, por eso es importante situarlo en su contexto.

Un texto tipo de Somos Pacientes cuenta con los siguientes elementos:

  1. a) Titular.
  2. b) Entrada.
  3. c) Datos explicativos y complementarios que se incluirán a partir del segundo párrafo y en adelante.

Titulo. Constituye el principal elemento de una información. Sirve para centrar la atención del lector. Ha de ser escueto y ocupará como máximo dos líneas (una vez publicado). Respetaremos artículos y preposiciones. Los títulos de Somos Pacientes se escriben sin puntos y nunca en mayúsculas, excepto la letra inicial de la primera palabra.

El titular y la entrada deben satisfacer la curiosidad primera del lector, que ha de quedar enterado de lo que ocurre sin necesidad de leer el resto del texto. Enganchar su interés es fundamental y debe ser nuestro principal objetivo.

Antetítulo. Elemento que complementa el título. El título cuenta la noticia; el antetítulo la enmarca. Idealmente debe ocupar una sola línea (una vez publicado).

Debemos redactar el texto siguiendo un orden decreciente: de lo más importante a lo más accesorio.

Intentemos que nuestro texto responda a cinco preguntas clave sobre el tema qué vamos a abordar: quién, qué, dónde, cuándo y por qué (o cómo). La pregunta que consideremos más importante debe ir más arriba en el texto (y, a su vez, en el título).

En los textos informativos los párrafos no deberían superar, salvo excepciones, las 10 líneas de texto (una vez publicadas) o 100 palabras.

¿Nuestro texto es muy largo? Utilicemos ladillos. Se componen de una o varias palabras, siempre en minúsculas y en negrita, que anticipan el contenido de los párrafos siguientes. Su función es aligerar la lectura, no separar. Pero tampoco abusemos, podríamos hacer farragosa la lectura de nuestro texto.

Fotografía. Es un excelente complemento de nuestros textos, pero solo si tiene una calidad aceptable. Las imágenes pueden ser una información tan valiosa como la escrita, pero solo podremos utilizarla si es de nuestra propiedad o contamos con la autorización de su legítimo propietario. En el caso de menores, sólo se publicará su rostro bajo consentimiento expreso de los padres o tutores y siempre que no resulte dañada su integridad psíquica y moral. Somos especialmente cuidadosos a la hora de abordar el tratamiento gráfico de personas y colectivos vulnerables. Los pies de fotos pueden ser fundamentales para situar el contenido en su contexto adecuado.

Vídeo. Podemos añadir a cualquier texto archivos visuales, pero solo cuando enriquezcan el tema en cuestión.

Los enlaces también nos permiten dar un contexto aun mayor a nuestro texto, relacionando ideas, hechos y datos diferentes con un origen o significado común.

En Somos Pacientes el uso de las comillas se reserva exclusivamente a las citas textuales. Cuando se produzca una cita dentro de otra cita, se expresará con comillas simples (‘ ‘).

Los signos de puntuación colocados al final de una cita textual (puntos, comas, puntos y comas) se situarán siempre después de las comillas. Una cita textual al principio de una oración o después de dos puntos empieza siempre con mayúscula.

En Somos Pacientes no existe la letra cursiva, que es sustituida por comillas simples.

Signos ortográficos. Se recomienda aplicar las normas de la Gramática de la lengua española, de la Real Academia Española.

El punto indica el final de una oración y también se emplea para marcar los millares, millones y centenares de millones en las cantidades expresadas en cifras (pero nunca en los años) y separa las horas de los minutos en los casos en que las horas también se expresen en cifras.

El punto y aparte debe separar las oraciones que no establezcan un fuerte nexo de relación entre sí.

Las comas no separarán nunca el sujeto del verbo. Tengamos en cuenta que el uso incorrecto de comas puede cambiar el sentido de una frase.

El punto y coma marca una pauta más marcada que la de la coma y puede separar dos oraciones como un punto. Sirve sobre todo para hacer más inteligibles oraciones en las que ya intervienen varias comas.

Los dos puntos se emplean ante una enumeración o para dar paso a una cita textual. En el primero de esos casos están seguidos de minúscula; en el segundo, de comillas y mayúscula.

Números. En líneas generales se escribirán con todas sus letras las cifras del uno al nueve, y con guarismos del 10 en adelante. En los títulos, y en aras a una mayor brevedad, se pueden utilizar siempre guarismos.

Para terminar no olvidemos que la relectura, las correcciones y la autoedición son recursos obligatorios. Más aún en un entorno como el de Somos Pacientes, en el que el autor es el último responsable –sin intermediarios– del texto tal y como aparece publicado en la plataforma.

Recomendamos escribir primero en un procesador de textos (Word o similar). Así podremos utilizar su corrector automático, lo que reducirá el número de posibles erratas. Una vez concluida la revisión podemos copiar su texto y pegarlo fácilmente sin estilos en la plantilla de Somos Pacientes. Así nos aseguraremos de que todo el texto tiene una tipografía común.