Mejorar el control del tratamiento, principal demanda de los pacientes anticoagulados en su Día Nacional, 18 de noviembre.

Con motivo de este día, que se celebra mañana 18 de noviembre, FEASAN presenta la campaña “Con responsabilidad y compromiso ganamos en salud”

  • Entre el 35% y el 40% de los pacientes anticoagulados que toman terapias tradicionales (antivitamina K) no alcanzan un control adecuado. Para conseguir la excelencia en el control de la anticoagulación, FEASAN reclama el compromiso de todos los agentes implicados: pacientes, médicos, responsables políticos y gestores sanitarios.
  • Los expertos reclaman la necesidad de mejorar el acceso a los nuevos tratamientos anticoagulantes orales, cuya media de penetración en España es tan solo del 14%, por debajo de la media europea. Además, ponen de manifiesto las grandes diferencias que existen entre CCAA (que pueden variar desde un 5% a un 30%).
  • Con motivo del Día Nacional del Paciente Anticoagulado, que se conmemora mañana 18 de noviembre, FEASAN (Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados) inaugura la exposición fotográfica “Vivimos Anticoagulados” mañana miércoles a las 11.30h. en la Fundación Jiménez Díaz (Madrid).

Madrid, 17 de noviembre de 2015.- Con motivo del Día Nacional del Paciente Anticoagulado, que se celebra mañana 18 de noviembre, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagimagen DNulados (FEASAN) presenta la campaña “Con responsabilidad y compromiso ganamos en salud”. El objetivo de esta iniciativa es conseguir la excelencia en el control de la anticoagulación apelando a la implicación de todas las personas involucradas, incluyendo al propio paciente, a los médicos que los atienden, y a políticos y gestores sanitarios. Además, para conmemorar este día, FEASAN inaugura mañana la exposición fotográfica “Vivimos Anticoagulados”, una muestra que retrata el día a día de los pacientes que toman esta medicación y que se presentará a las 11.30h. en el hall de la Fundación Jiménez Díaz (Madrid). Toda la información se puede consultar en la web www.dianacionaldelanticoagulado.org.

“El primer responsable de su salud, debe ser el propio paciente, que debe cumplir al 100% el tratamiento y seguir las recomendaciones de su médico. Si el paciente está comprometido, puede evitar complicaciones sanitarias asociadas a una mala adherencia al tratamiento o a hábitos poco saludables”, afirma Luciano Arochena, presidente de FEASAN. Arochena apunta en cualquier caso que “también los otros agentes involucrados deben comprometerse en el manejo de la anticoagulación, como es el caso de médicos, políticos y gestores sanitarios”.

Según la campaña puesta en marcha por FEASAN, el profesional sanitario debe hacer partícipe al paciente de su tratamiento y del cuidado de su enfermedad, de forma que esto redunde en un beneficio para su salud. El doctor José María Lobos, Coordinador del Grupo de Trabajo Cardiovascular de la Semfyc (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria), afirma que “hay que transmitirle bien al paciente, y enfermería también tiene un papel crucial en esto, qué supone estar anticoagulado, cuáles son las ventajas e inconvenientes y por qué está indicado en su caso”.

Según la campaña puesta en marcha por FEASAN, el profesional sanitario debe hacer partícipe al paciente de su tratamiento y del cuidado de su enfermedad, de forma que esto redunde en un beneficio para su salud. El doctor José María Lobos, Coordinador del Grupo de Trabajo Cardiovascular de la Semfyc (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria), afirma que “hay que transmitirle bien al paciente, y enfermería también tiene un papel crucial en esto, qué supone estar anticoagulado, cuáles son las ventajas e inconvenientes y por qué está indicado en su caso”.
En España hay más de 800.000 personas que toman anticoagulantes debido a que padecen problemas de salud que aumentan el riesgo de sufrir una trombosis. Entre ellas, se encuentran los pacientes con fibrilación auricular no valvular (la arritmia cardíaca más común), las personas con enfermedad en las válvulas del corazón, aquellas que padecen ETV (enfermedad tromboembólica venosa), o aquellas con una enfermedad genética o adquirida de la sangre. El tratamiento anticoagulante retarda el tiempo de coagulación de la sangre, evitando de esta forma que se formen coágulos en el interior de los vasos sanguíneos.

Mejorar el control de los pacientes anticoagulados
Los expertos destacan que el inapropiado control de la anticoagulación es uno de los mayores problemas de estos pacientes. El doctor José María Lobos explica que, con los tratamientos tradicionales (antivitamina K) como el Sintrom, “en el escenario más favorable, la proporción de pacientes con inadecuado control es del 35-40%”. Por ello, incide en que “cuando el paciente no alcanza un buen control de la anticoagulación a pesar de un buen cumplimiento, no tiene sentido insistir durante meses con todos los inconvenientes y riesgos que esto conlleva, hoy que disponemos de otras opciones en anticoagulación que aportan un enorme valor y que están respaldadas por la evidencia científica más sólida”. En opinión del coordinador del Grupo de Trabajo Cardiovascular de Semfyc, “los pacientes con fibrilación auricular no valvular deberían irse incorporando a los nuevos tratamientos, dando prioridad a aquellos pacientes que peor controlados estén con sintrom y/o tengan difícil acceso a la monitorización”.

A este respecto, Luciano Arochena asegura que “todo paciente que es candidato a beneficiarse de un tratamiento innovador, debería tener acceso a él, en cualquier provincia en la que resida”. Sin embargo, la realidad es que los nuevos tratamientos anticoagulantes orales solo cuentan en España con una penetración del 14%. “Lo que más llama la atención es la diferencia entre comunidades autónomas, que puede ir desde un 30% o más, a un 5-6%”, asegura el doctor Lobos, quien añade que “estamos hablando de prevención de ictus y embolismos en pacientes que serían prioritarios para estos nuevos fármacos (por ejemplo, los que están mal controlados con AVK) a los que muchas CCAA ponen barreras de acceso difíciles de justificar”.

En este contexto, desde FEASAN también apelan a la responsabilidad y compromiso por parte de quienes definen las políticas sanitarias, ya que afectan directamente a la salud de los pacientes anticoagulados. Luciano Arochena afirma que “garantizar el acceso a la innovación en materia sanitaria significa no solo facilitar el acceso a los nuevos tratamientos, sino también introducir el autocontrol con coagulómetros portátiles en la cartera de servicios del SNS, de forma que el paciente tenga la posibilidad de controlarse desde su domicilio, sin necesidad de acudir periódicamente a su centro de salud”.

Exposición “Vivimos anticoagulados”: el día a día del paciente
Con el objetivo de educar a los pacientes anticoagulados y a la ciudadanía en los cuidados que requieren las personas que reciben tratamiento anticoagulante, FEASAN inaugura mañana la exposición “Vivimos anticoagulados”, una serie de imágenes que retratan el día a día de dos pacientes de forma visual. Cada fotografía explica, desde la experiencia del propio paciente, aspectos del tratamiento que todo paciente debe considerar y conocer.

La muestra se inaugura mañana en el hall de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid (entrada por Cristo Rey), y será itinerante, ya que está previsto que se traslade a hospitales de otras ciudades españolas.

Sobre FEASAN

La Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados, también conocida por sus siglas como FEASAN, es una organización sin fines lucrativos que se constituyó en el año 1997 con el fin de aunar esfuerzos y agrupar a las asociaciones de pacientes anticoagulados de España. Desde entonces su fundación, FEASAN es la única organización de ámbito estatal que representa exclusivamente al colectivo de pacientes anticoagulados en todo el territorio español.

Para más información
Cícero Comunicación
María Fábregas
Tel. 917500640
mfabregas@cicerocomunicacion.es