Para consolidar una sociedad más democrática, libre y plural

Celebrado en Madrid el I Congreso Estatal de Mujeres Sordas “Tiempo de Mujeres”

Publicado el por Somos Pacientes

I Congreso Estatal de Mujeres Sordas ‘Tiempo de Mujeres’

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FeSorCam) y el Centro Altatorre de Personas Sordas de Madrid (CAPSM) celebraron entre el 1 y el 3 de junio en Madrid el I Congreso Estatal de Mujeres Sordas ‘Tiempo de Mujeres’ con el objetivo de potenciar y consolidar una mayor participación y protagonismo de las mujeres sordas en el movimiento asociativo. 

En palabras de Concha Díaz, presidenta de la CNSE, “las mujeres sordas nos enfrentamos a una clara situación de desventaja social, económica, educativa y profesional, que pone de manifiesto la necesidad urgente de impulsar medios especiales que garanticen una igualdad de oportunidades real”.

Es por ello que las entidades organizadoras y participantes, como puntualiza la presidenta,  “solicitan a la administración pública, a las instituciones privadas y a los agentes sociales que ni la crisis económica ni la incertidumbre social que nos rodea sirvan de excusa para desatender la realidad de las personas sordas“.

Por una sociedad más igualitaria

El objetivo del I Congreso Estatal de Mujeres Sordas ‘Tiempo de Mujeres’ fue el de crear un espacio para el intercambio de experiencias y fomentar la comunicación, la información y la cooperación entre mujeres sordas de distintas Federaciones y Asociaciones miembros de la CNSE. Así, el Congreso giró en torno a tres ejes fundamentales: el activismo, participación social y política de las mujeres sordas; el estado de las políticas a favor de la igualdad de género en el movimiento asociativo; y la cultura de red.

Y es que como apuntó Laura Ruiz de Galarreta, titular de la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, “hemos de dar un paso adelante para acabar con la doble discriminación que sufren mujeres y niñas por razones de machismo y, además, por tener discapacidad“. No en vano, “la igualdad de oportunidades, que es un derecho de las mujeres sordas, es también una obligación para las administraciones”.

En la misma línea se pronunció Carmen Plaza, directora general para la Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, quien durante la apertura del Congreso resaltó que “el movimiento asociativo de las personas sordas ha contribuido a alcanzar grandes logros, si bien las mujeres con discapacidad se enfrentan a dificultades añadidas a las cuales tienen que dar respuesta las administraciones para alcanzar una sociedad más democrática, más libre, más plural y más igualitaria“.

– A día de hoy, 58 asociaciones de pacientes dedicadas a la discapacidad y a la dependencia ya son miembros de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?