Para dotar de protección jurídica a los 1.000 millones de mayores de todo el mundo

El CERMI pide al Gobierno su apoyo para una Convención de Derechos de los Mayores

Publicado el por Somos Pacientes

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), miembro de Somos Pacientes, ha solicitado al Gobierno central su apoyo activo en la escena internacional para la adopción por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de una Convención sobre los de Derechos de las Personas Mayores, para así dotar a este grupo poblacional de una protección jurídica apropiada que combata todas las formas de discriminación que aun en la actualidad padece.

Como explica el CERMI, “desde hace varios años, existe un movimiento internacional en favor de la aprobación por Naciones Unidas de un tratado de derechos humanos dirigido a las personas mayores, como grupo social particularmente vulnerable que precisa una protección más intensa por parte de los Estados para asegurar unas condiciones de vida dignas a sus integrantes”.Y a juicio del Comité, “de manera similar a como ocurrió en 2006 con la adopción de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, es el momento de que el sistema de Naciones Unidas cuente con un instrumento jurídico internacional propio destinado a las personas mayores, casi 1.000 millones en todo el mundo”.

Mayores y discapacidad

Concretamente, el CERMI ha solicitado al Gobierno que encabece en el seno de la ONU y de la Unión Europea los trabajos en pro de la Convención de las Personas Mayores.

Más aún cuando, recuerda el Comité, “la dimensión del creciente envejecimiento global se produce especialmente en el ámbito de la discapacidad, donde más del 60% de las personas con discapacidad son mayores de 65 años, por lo que el movimiento de la discapacidad tiene interés prioritario en este nuevo marco protector internacional”.

– A día de hoy, 72 asociaciones de pacientes dedicadas a la discapacidad y a la dependencia son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?