A instancias del CERMI y para las personas con discapacidad con movilidad reducida

El Gobierno mantiene la ayuda de 3.000 euros para comprar vehículos adaptados

Publicado el por Somos Pacientes

El Gobierno mantendrá las ayudas de 3.000 euros para las personas con discapacidad a la hora de adquirir vehículos que requieran adaptaciones. Así figura en el nuevo Plan PIVE V aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros a instancias del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

La medida ha sido saludada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), miembro de Somos Pacientes, organización que ya planteara la necesidad, ya aprobada en el Plan PIVE IV, de aumentar unos apoyos establecidos en 2.000 euros para el colectivo de personas con discapacidad en la adquisición de los vehículos.

Así, el Comité ha mostrado su satisfacción por el “mantenimiento del incremento de la ayuda para la adquisición de un vehículo en el caso de que el mismo sea comprado por una persona con discapacidad o para su uso siempre que necesite la realización de adaptaciones“.La medida contempla una ayuda pública de 1.500 euros en el supuesto de compra de vehículos por parte de personas con discapacidad con reducción de movilidad que han de efectuar adaptaciones. Y a ella se suma, tal y como establece el Plan, el descuento que ha de aplicar el punto de venta, “resultando una cuantía para las personas beneficiarias de, al menos, 3.000 euros“, destaca el CERMI.

Límite hasta los 30.000 euros

El Plan contempla una segunda medida de acción positiva para las personas con discapacidad en relación con el precio de los vehículos adquiridos antes de IVA. Según explica el Comité, “como criterio general no puede ser superior a los 25.000 euros, excepto para los vehículos eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida y exclusivamente para el caso de familias numerosas y vehículos con más de cinco plazas. Pero en el caso de las personas con discapacidad con movilidad reducida que adquieran vehículos adaptados, el límite de precio de estos vehículos se eleva hasta los 30.000 euros, antes de IVA”.

Y si bien “este aumento es insuficiente para compensar los costes derivados de la adaptación del vehículo por razón de discapacidad, supone un avance que habrá que intensificar en el futuro“, concluye el CERMI.

– A día de hoy, 63 asociaciones de pacientes dedicadas a la discapacidad y a la dependencia son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?