Sólo Alemania, Austria, Francia y Luxemburgo reconocen la SQM, y sólo Suecia la EHS

Las asociaciones de SQM y EHS solicitan su inclusión en la clasificación internacional de enfermedades

Publicado el por Somos Pacientes

Los europarlamentarios Raül Romeva, Kriton Arsenis, Willy Meyer, Michèle Rivasi y Oreste Rossi han presentado en el Parlamento Europeo una declaración escrita mediante la cual, y a petición de asociaciones de pacientes con sensibilidad química múltiple (SQM) y electrohipersensibilidad (EHS), solicitan a todos los países miembros que recomienden la inclusión de estas dolencias en la clasificación internacional de enfermedades.

La iniciativa, apoyada por pacientes de toda la Europa a través de la campaña ‘One Code 4 MCS-4 EHS’, debe reunir la mayoría de las firmas posibles antes el 14 de junio de 2012, requiriendo al menos las de 378 diputados. Concretamente, señala la declaración, “el objetivo es conseguir un código en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE) para la SQM y para la EHS”.

En nuestro país, los interesados en apoyar la campaña deben ponerse en contacto con la Asociación Estatal de Afectados por Síndromes Sensibilidad Química Múltiple y Fatiga Crónica, Fibromialgia y para la Defensa de la Salud Ambiental (ASQUIFYDE), miembro de Somos Pacientes.

SQM y EHS

Ambas enfermedades tienen en común la sensibilización central, si bien en la SQM predomina la intolerancia a los químicos ambientales y en la EHS la intolerancia a las ondas electromagnéticas. Como explican las asociaciones en la Declaración, “ambas son enfermedades emergentes, de alta prevalencia e infradiagnosticadas o mal diagnosticadas, debido al desconocimiento que se tiene de ellas en el ámbito sanitario”.

La SQM está reconocida en Alemania, Austria, Francia y Luxemburgo, pero no en el resto de países de la Unión Europea, por lo que las asociaciones denuncian “desigualdades para los enfermos de los diferentes países”. Por lo que respecta a la EHS, únicamente está reconocida como discapacidad en Suecia.

En nuestro país, el Ministerio de Sanidad, Servicio Sociales e Igualdad publicó el pasado 30 de noviembre un ‘Documento de Consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple’, recomendando su inclusión en la Clasificación Internacional de Enfermedades.