El 40% padecerá una fractura osteoporótica a lo largo de su vida

Más de dos millones de mujeres españolas mayores de 50 años sufren osteoporosis

Publicado el por Somos Pacientes

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), miembro activo de Somos Pacientes, recuerda que cerca de dos millones de españolas mayores de 50 años sufren osteoporosis.

Como apunta el Dr. Sánchez Borrego, presidente de la AEEM, “en torno al 9% de las mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 59 años padece esta enfermedad, porcentaje que en la población femenina de entre 70 y 80 años se eleva hasta el 70%“.

Masa ósea

Entre los trastornos que afectan al bienestar de la mujer con la llegada de la menopausia destaca la pérdida de masa ósea, “la principal consecuencia de la osteoporosis”, recuerda el Dr. Borrego. Así, la masa ósea se reduce entre un 2% y un 3% cada año desde la aparición de la menopausia y hasta edades muy avanzadas, dependiendo de diversos factores como son, entre otros, la absorción de calcio, los niveles de vitamina D o la existencia de enfermedades concomitantes.

La pérdida de masa ósea conlleva un incremento significativo del riesgo de fracturas. Los estudios epidemiológicos muestran que hasta un 40% de las mujeres mayores de 50 años puede llegar a desarrollar una fractura osteoporótica a lo largo de su vida. En el caso de las mujeres mayores de 80 años, una de cada tres sufrirá una fractura de cadera, lo que eleva de forma considerable el índice de mortalidad, dado que el 24% de las personas que han padecido este tipo de fractura fallece en un plazo no superior a los 12 meses.

Prevención

Por todo ello, como inciden desde la AEEM, “la prevención debe empezar antes de que comience el climaterio, intentando mejorar la masa ósea con una buena alimentación y hábitos de vida saludables durante la infancia y la juventud”.

En este contexto, el Dr. Plácido Llaneza, miembro de la Junta Directiva de la AEEM, aconseja que en épocas de pérdidas aceleradas, como el embarazo o la lactancia, “se trate de conservar la masa ósea mejorando la alimentación, haciendo ejercicio y eliminando los hábitos tóxicos”.

Respecto al tratamiento, en la actualidad existen un gran número de fármacos capaces de inhibir la reabsorción ósea y de estimular la formación del hueso, “si bien –explica el Dr. Llaneza– deben ser prescritos por el médico de forma individualizada a cada mujer. El problema es que, pese a la alta efectividad de los actuales tratamientos, el cumplimiento de las pacientes continúa siendo bajo”.

– A día de hoy, 32 asociaciones de pacientes dedicadas a los trastornos de los huesos, las articulaciones y los músculos ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?