El objetivo es lograr una mayor autonomía y responsabilidad del paciente trasplantado

Programa de formación de Federación ALCER y ADER para tutores de pacientes en trasplante

Publicado el por Somos Pacientes

La Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Federación ALCER) y la Asociación de Enfermos del Riñón (ADER), miembros activos de Somos Pacientes, han puesto en marcha, en colaboración con la compañía farmacéutica Novartis, su proyecto ‘Caminando Contigo’, programa piloto de ‘coaching’ y salud dirigido a los tutores –por lo general pacientes y profesionales de la enfermería– de pacientes trasplantados con el objetivo de mejorar su formación en el asesoramiento y apoyo a los enfermos durante todo el proceso de trasplante.

En palabras de Salvador Vega, enfermero y paciente trasplantado, “la presencia de una persona que haya pasado por lo mismo y que lo ha superado es muy importante, te ayuda mucho a nivel emocional; por eso, el programa ‘Caminando Contigo’ me ha aportado algo muy valioso, como son las herramientas para poder ayudar a otros pacientes“.

Objetivo final

El objetivo final del programa es que el futuro paciente trasplantado tenga una mayor información y, por ende, una mayor autonomía y responsabilidad sobre su enfermedad. Pues como explica Antonio Tombas, presidente de ADER, “además de que la enfermedad crónica está poco atendida y poco aceptada, existe el error de que el enfermo renal cree que el trasplante es la solución definitiva, cuando suele ser una solución temporal. Si entiendes esto es más fácil que seas responsable y trates con cuidado el órgano que has recibido”.

El programa ha sido desarrollado con la participación de una docena de pacientes y profesionales de la enfermería de nueve centros sanitarios de toda España. Incluye 24 horas de teoría y cuatro de práctica en las que se profundiza en diferentes técnicas y herramientas que permiten acompañar al paciente a través de su curva emocional.

Como apunta Silvia Guarneri, del Área Académica de la Escuela Europea de Coaching, “el ‘coaching’ sirve como herramienta de apoyo al paciente trasplantado y, básicamente, consiste en entrenar a enfermos y profesionales de la enfermería para que sepan detectar las necesidades del paciente y saber cómo y qué preguntarle para darle una mejor respuesta”. En definitiva, un programa que permite que la ayuda al futuro trasplantado “sea más efectiva, de mayor utilidad y esté mejor dirigida”.

Así, y en el caso específico de los profesionales de enfermería, el ‘coaching’ les permite una mayor proximidad al paciente . “Estas técnicas ayudan a saber escuchar antes de hablar, a no juzgar al otro, a reconducir situaciones incómodas, a utilizar silencios cuando son necesarios, identificar en qué etapa vital se encuentra el paciente o la familia y a estar más tranquilo en la faceta profesional“, concluye la enfermera Maribel Delgado.

– A día de hoy, 26 asociaciones de pacientes dedicadas a los trastornos del riñón y de las vías urinarias ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?