Dirigido a docentes de Infantil, Primaria y Secundaria para su aplicación en las aulas

Programa de la FAD para prevenir el consumo de drogas en niños y adolescentes

Publicado el por Somos Pacientes

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), en colaboración con la Fundación Reina Sofía, ha puesto en marcha ‘Construye tu mundo‘, un programa de prevención de conductas de riesgo para el consumo de drogas dirigido a docentes de Infantil, Primaria y Secundaria.

Como explica la FAD, “este programa se define como un conjunto de actuaciones dirigidas a sistematizar la prevención de los problemas vinculados al consumo de drogas en el ámbito escolar; nace del convencimiento de que la escuela constituye un marco idóneo para la prevención, y encuentra su base en la idea de promover la participación directa del alumnado para que se convierta en actor en la reflexión sobre sus necesidades o preocupaciones, y en la búsqueda de sus soluciones”.

Para ello, la iniciativa ofrece todos los recursos necesarios para prevenir las conductas de riesgo entre la población infantil. Así, y entre otros materiales, los profesores podrán encontrar vídeos, canciones y otros servicios para poder ser aplicados en las aulas.

Desarrollo y formación de la persona

El programa, totalmente gratuito, tiene un carácter “universal, integral y libre”, y está específicamente diseñado para ser aplicado a niños y adolescentes con edades comprendidas entre los 3 y los 16 años.

Más concretamente, las herramientas tienen por objetivo el desarrollo de cuatro ámbitos clave en la formación de la persona: desarrollo de la afectividad del alumnado, componente básico de la personalidad; desarrollo cognitivo a favor de la salud y, por lo tanto, incompatible con el abuso de drogas; desarrollo social del alumnado, aumentando la competencia social para la interacción con otras personas, relacionándose y comunicándose mejor con los demás; y desarrollo de la competencia de actuación, fomentando la participación social y la habilidad para actuar, iniciar y llevar a cabo cambios positivos.

Como concluye la FAD, “la clave para evitar conductas de riesgo en los menores está en contribuir a desarrollar una personalidad autónoma, crítica y reflexiva; y es que los valores positivos y prosociales se relacionan con estilos de vida más saludables”.