En las mujeres que beben tres bebidas alcohólicas semanales durante más de 10 años

El consumo moderado de alcohol reduce el riesgo de artritis reumatoide en la población femenina

Publicado el por Somos Pacientes

El consumo moderado de alcohol se asocia con un menor riesgo de desarrollar artritis reumatoide en la población femenina. Concretamente, y según concluye un estudio publicado en la revista British Medical Journal, las mujeres que durante un período no inferior a 10 años consumen regularmente más de tres bebidas alcohólicas por semana presentan un riesgo hasta un 52% inferior de desarrollar artritis reumatoide en comparación con aquellas que no consumen alcohol.

En palabras de la Dra. Alicia Wolk, del Hospital Karolinska de Estocolmo (Suecia), “nuestros resultados indican que el consumo moderado de alcohol podría reducir el riesgo de las mujeres de desarrollar artritis reumatoide”. Estos resultados, además, concuerdan con la asociación inversa entre consumo moderado de alcohol y riesgo de enfermedad cardiovascular, proporcionando una evidencia adicional de que el consumo moderado de alcohol no es pernicioso y puede actuar como protector frente a una enfermedad crónica como es la artritis reumatoide. “Sin embargo, el efecto de dosis más altas de alcohol sobre el riesgo de esta enfermedad permanece desconocido”, advierte Wolk.

Cerveza, vino o licor

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron la posible relación ente artritis reumatoide y consumo moderado de alcohol de 34.141 mujeres suecas nacidas entre los años 1914 y 1948. Así, los autores recogieron información detallada sobre el consumo de alcohol, la dieta, el tabaquismo, la actividad física y el nivel educativo en 1987 y, posteriormente, en 1997.

El seguimiento de las participantes duró siete años –desde 2003 a 2009–, cuando contaban entre 54 y 89 años de edad. Durante estos siete años se registraron 197 nuevos casos de artritis reumatoide.

Según el informe de 1997, la tasa de la artritis reumatoide ajustada por edad fue menor entre las mujeres que bebían más de cuatro vasos de alcohol por semana que entre aquellas que bebían menos de un vaso a la semana. Y después de ajustar factores tales como la edad, el tabaquismo y la dieta, las mujeres que informaron, tanto en 1987 como en 1997, consumir más de tres vasos de alcohol por semana mostraron una reducción del riesgo del artritis reumatoide del 52% de reducción de riesgo de artritis reumatoide, en comparación con las que no tomaban alcohol.

Concretamente, la medida de alcohol estándar se definió como 500 ml de cerveza, 150 ml de vino o 50 ml de licor, siendo la reducción del riesgo de artritis reumatoide similar para las tres bebidas.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘British Journal of Medicine’?

– A día de hoy, 6 asociaciones de pacientes dedicadas a la artritis reumatoide ya son miembros de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?