En un 58% de los casos, por un 30% en los que el paciente rechaza iniciar la terapia

Gesida cree que las dudas de los médicos retrasan el inicio de las terapias frente al VIH

Publicado el por Somos Pacientes

El retraso en el inicio de los tratamientos antirretrovirales (TAR) para la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se debe, principalmente, a las dudas de los médicos a la hora de prescribir las terapias. Así sucede en hasta un 58% de los casos –por solo un 30% de situaciones en las que el paciente mostró resistencia a ser tratado–. Así lo muestra el estudio ‘Bridgap’ llevado a cabo por Grupo de Estudio de Sida (GESIDA) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Como recuerda GESIDA, “el inicio del TAR está indicado siempre en los pacientes sintomáticos, en las mujeres gestantes, en las parejas serodiscordantes con alto riesgo de transmisión, en la hepatitis B que requiera tratamiento y en la nefropatía asociada al VIH. Por ello, es necesario reforzar las condiciones que indican el TAR entre los profesionales médicos”.

Este domingo, 1 de diciembre, se celebra el Día Mundial del Sida.Causas

El objetivo del estudio ‘Bridgap’ fue identificar las causas por las que los pacientes no inician el tratamiento antirretroviral (TAR) en nuestro país, incluso en aquellos casos en los que cumplen un criterio para su administración. Y para ello, los investigadores analizaron los historiales de 256 pacientes de 19 hospitales de cinco comunidades autónomas.

Los resultados mostraron que, en hasta un 58% de los casos, la causa para la demora fue que el médico consideró que la indicación para el TAR no era absoluta, por lo que decidió posponer su inicio.

La segunda razón más común, en hasta un 30% de las situaciones, fue el rechazo del paciente a iniciar el tratamiento. Y asimismo, y entre otras causas menos frecuentes, los autores encontraron casos en los que el médico, si bien pensaba que el TAR debía ser empezado, había contraindicaciones médicas; que el paciente no estaba preparado o el presentaba abuso de alcohol o drogas; y que el paciente tenía una carga viral indetectable en ausencia de TAR.

– A día de hoy, 26 asociaciones de pacientes dedicadas al VIH/sida son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?