Dormir solo cuatro horas equivale a beber seis cervezas

Los conductores somnolientos tienen el mismo riesgo de sufrir un accidente que los ebrios

Publicado el por Somos Pacientes

Tener sueño al volante es casi tan peligroso como conducir en estado de ebriedad. Así lo ha demostrado un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine, que concluye que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico en esta población, en comparación con las personas sobrias y bien descansadas, es, cuando menos, el doble.

En palabras del Dr. Nicholas Moore, del Centro Médico-Universitario de Burdeos (Francia) e investigador del estudio, “nuestros resultados mostraron que la falta de sueño tuvo casi el mismo riesgo que la ingesta de alcohol“.

En coche, en moto o en bici

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron la información recabada entre 2007 y 2009 de 679 conductores ingresados durante más de 24 horas en centros hospitalarios de distintas ciudades francesas –Limoges, Toulouse y Burdeos– por accidentes graves de tráfico.

Así, y además de los informes de la policía, los investigadores evaluaron las razones aludidas por los propios pacientes –entre otras, el alcohol, la ingesta de medicamentos o el nivel de sueño– para determinar los factores que podrían haber influido en los accidentes

La gran mayoría de los conductores heridos eran varones que no habían cumplido los 55 años. En el momento del accidente, más de la mitad conducía una motocicleta, mientras que un tercio conducía un automóvil y el 10% iba en bicicleta. Y según las conclusiones policiales, 355 de los conductores fueron responsables de sus accidentes.

4 horas de sueño o 6 cervezas

Los resultados mostraron que los factores que incrementaban el riesgo de accidente eran: tener entre 18 y 29 años de edad, conducir un automóvil –el riesgo es mayor que con una motocicleta–, beber alcohol y tener sueño.

Como indica el Dr. Christopher Drake, del Centro de Trastornos del Sueño del Hospital Henry Ford de Detroit (Estados Unidos), “sabemos por estudios experimentales que sólo cuatro horas de sueño producen un deterioro similar a beber seis cervezas; concretamente, pasarse una noche entera sin dormir equivale a un nivel de alcohol en sangre de 0,19“.

– ¿Quieres consultar el estudio (en inglés) publicado en la revista ‘Archives of Internal Medicine’?