La esperanza de vida baja de los 78,4 años a los 62,2 en caso de fumar

Los pacientes con VIH pierden más años de vida por el tabaco que por el virus

Publicado el por Somos Pacientes

Los pacientes infectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que reciben una buena atención con acceso gratuito a los tratamientos antirretrovirales pierden más años de vida por el tabaco que por el propio VIH/sida. Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca) y publicado en la revista Clinical Infectious Diseases, en el que se constata la necesidad de que los pacientes con VIH abandonen el hábito tabáquico.

En palabras de la Dra. Marie Helleberg, investigadora principal del estudio, “cuando la atención del VIH es integral y la terapia antirretroviral está disponible sin ningún coste para el paciente, más del 60% de las muertes en este colectivo están asociadas con el tabaquismo más que con el propio VIH“.

Hasta 16 años de vida

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron a 2.921 pacientes seropositivos en tratamiento antirretroviral entre los años 1995 y 2012 con el objetivo de analizar el efecto del tabaco sobre la mortalidad, el riesgo de muerte, la esperanza de vida y el número de años perdidos asociados al tabaquismo. Los datos de mortalidad, asimismo, fueron comparados con los observados en 10.642 sujetos control –personas sin VIH.

Los resultados fueron contundentes: la esperanza de vida de un paciente con VIH, fumador y 35 años de edad es de 62,2 años. Por tanto, muy inferior a la de los pacientes que, aun infectados por el virus, no fuman: 78,4 años. Así, la pérdida de años de vida por el hábito tabáquico fue hasta dos veces superior que la asociada con el VIH entre los pacientes infectados por el virus.

De hecho, la mortalidad en los fumadores con VIH es hasta tres veces mayor que en la población no infectada que no fuma. Y el riesgo de muerte asociado con el hábito tabáquico, de un 34,2% en la población fumadora no infectada, es de hasta un 61,5% en los fumadores con VIH.

En conclusión, como apunta la Dra. Helleberg, “nuestros resultados subrayan la importancia de aconsejar a los pacientes con VIH que abandonen del hábito de fumar, porque puede afectar a su esperanza de vida considerablemente más que la propia infección por VIH”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘Clinical Infectious Diseases’?

– A día de hoy, 25 asociaciones de pacientes dedicadas al VIH/sida son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?