Puede derivar en autolesiones y lesiones a la pareja que requieren atención médica

Tratar el sonambulismo en adultos evita fatiga, malestar y comportamiento violento

Publicado el por Somos Pacientes

No tratar el sonambulismo en los adultos puede conllevar la aparición de comportamientos violentos y distintos trastornos, entre otros la fatiga y el malestar psicológico. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Laboratorio del Sueño del Hospital Gui de Chauliac de Montpellier (Francia) y publicado en la revista Sleep.

El doctor Yves Dauvilliers, director de la investigación, afirma que “el sonambulismo adulto es una enfermedad potencialmente grave que afecta a la salud y a la calidad de vida de los afectados; de no recibir tratamiento, puede derivar en lesiones y autolesiones, así como en trastornos del sueño, somnolencia diurna excesiva, fatiga y malestar psicológico, consecuencias que no deben ser ignoradas y que impiden entender que se considere como una patología benigna”.

Agresiones a la pareja

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron a 140 adultos –el 55% varones y una media de edad de 30 años– diagnosticados de sonambulismo. El 22,8% presentaba episodios diarios, y un 43,5% padecía sonambulismo cuando menos una vez a la semana.

Los resultados mostraron que el 57,9% de los participantes habían tenido comportamiento violentos durante el sonambulismo, de los cuales hasta un 17% incluían lesiones –entre otras, hematomas, hemorragias nasales y fracturas– en la pareja que habían requerido de atención médica. Además, se documentó un caso de un paciente con múltiples fracturas y traumatismo craneoencefálico grave tras saltar por la ventana de un tercer piso.

Como apuntan los autores, “el sonambulismo es una parasomnia frecuente pero infradiagnosticada que afecta hasta a un 4% de los adultos; durante un episodio de sonambulismo el cerebro se encuentra parcialmente despierto, lo que da lugar a comportamientos complejos sin conocimiento consciente de las acciones”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista Sleep?