La enfermedad resulta mortal en muchos casos, como muestran los 1.020 decesos en 2010

CESIDA rechaza la eliminación de beneficios fiscales para pacientes con VIH

Publicado el por Somos Pacientes

La Coordinadora Estatal de VIH-Sida (CESIDA) ha emitido un comunicado para manifestar su total rechazo a la propuesta de la comisión de expertos para la reforma fiscal en la que se plantea la eliminación de la exención del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) a las ayudas que, a día de hoy, reciben algunos pacientes con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

La propuesta, explica CESIDA, “atenta contra los derechos de las personas con VIH y merma todavía más su capacidad económica en un contexto como el actual, que está provocando un grave retroceso en las políticas de equidad social y un considerable aumento de la exclusión social”.

Para  Carlos Varela, secretario general de la Coordinadora, “las personas con VIH no están exentas del IRPF por padecer VIH, al igual que tampoco están exentas otras personas que padecen otras patologías. Las deducciones fiscales de las que benefician algunas personas seropositivas solo se otorgan a las ayudas indemnizatorias que les reconoce el Estado al haberse producido la transmisión del VIH mediante tratamiento con hemoderivados o transmisión sanguínea dentro del sistema sanitario público, a sus cónyuges en caso de transmisión, y a sus hijos y familiares dependientes y/o mayores”.

En muchos casos mortal

Concretamente, el Informe de la comisión de expertos indica en su página 102 que “quizá no debería mantenerse por más tiempo la exención regulada en la letra b) del art. 7 relativa a las ayudas prestadas a los afectados por el virus de inmunodeficiencia humana, en tanto esas enfermedades se han convertido en crónicas y no tienen ya, como tenían hace años, riesgo de muerte inmediata. El mantenimiento de esta exención podría conducir a la exigencia de ayudas exentas para otras muchas enfermedades crónicas que arrastran también riesgo de muerte no inmediata”.

Pero como alerta Carlos Varela, “si bien la infección por VIH es una enfermedad que en determinados casos y en determinadas circunstancias es de evolución crónica, en muchos otros todavía sigue siendo mortal”.

De acuerdo con los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en nuestro país fallecieron en 2010 un total de 1.020 personas a causa del sida.

VIH y discapacidad

Es más; como incide la Coordinadora, “el  30% de las personas con VIH padecen alteraciones renales, la depresión es dos veces más prevalente en las personas con VIH con respecto a la población general, o la osteoporosis es tres veces más común en personas con VIH”. Todo ello sin olvidar que “el VIH/sida constituye una discapacidad a efectos de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas., y que el estigma asociado supone una barrera que dificulta la plena participación de las personas con VIH/sida en igualdad de condiciones que las demás”.

Por todo ello, CESIDA que la propuesta “no se ajusta a la realidad de las personas con VIH por tratamiento con hemoderivados o transmisión sanguínea, y sus familias” e insta a los Ministerios de Sanidad y de Hacienda “a que se manifiesten contrarios a la propuesta inicial formulada por este comité de expertos en esta materia y dejen sin efecto sus recomendaciones”.

– A día de hoy, 26 asociaciones de pacientes dedicadas al VIH/sida son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?