El coste de las terapias específicas para mejorar su desarrollo es de 400 euros mensuales

El 15% de las familias con hijos con discapacidad no pueden costear sus terapias

Publicado el por Somos Pacientes

El 15% de las familias españolas con un hijo con discapacidad no pueden proporcionarles terapias específicas para mejorar su desarrollo al no poder costearlas. Y es que en nuestro país, este tipo de tratamientos supone un desembolso medio de 400 euros mensuales –o lo que es lo mismo, 4.800 euros anuales. Así lo muestra el ‘Tercer Informe Discapacidad y Familia‘, elaborado por Fundación Adecco con la participación de 500 familias españolas con el objetivo de identificar sus preocupaciones, necesidades y demandas.

Como explica la Fundación, “los resultados de la encuesta arrojan un gran compromiso de las familias con sus hijos con discapacidad. De hecho, un 85% de los encuestados afirma que éstos reciben terapias o tratamientos específicos que impactan positivamente en su desarrollo. Frente a ellos, un 15% declara lo contrario, en la mayor parte de los casos por imposibilidad de afrontar el gasto“.Llegar a fin de mes

Los 400 euros mensuales que requieren las terapias específicas suponen el 20-30% del presupuesto de una tercera parte de las familias que pueden costearlas. Una inversión, asimismo, que consume el 40% de los ingresos de un 18,4% de estas familias y más del 40% del presupuesto mensual en un 4,8% de los casos.

En este contexto, debe tenerse en cuenta que el 58% de las familias se sustenta a partir de un único sueldo, dado que en muchos casos uno de los progenitores elige por quedarse en casa para cuidar del hijo con discapacidad.

El resultado es que hasta un 75% de estas familias tiene dificultades –’muchas dificultades’ en un 29% de los casos, ‘dificultades’ en un 17% y ‘ciertas dificultades’ en un 29%– para llegar a fin de mes. En definitiva, un porcentaje mayor que el de las familias sin hijos con discapacidad, que según la Encuesta de Condiciones de Vida realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se establece en el 65%.

“Tengan o no dificultades para llegar a fin de mes, los encuestados tienen claro que el bienestar de su familiar con discapacidad está por encima de todo“, destaca el Informe, en el que también se revela que para un 90% de estas familias “el hecho de tener un hijo con discapacidad le ha aportado una nueva perspectiva de la vida y se ha enriquecido como persona y ser humano”.

Más apoyos y mayor sensibilización

Dada la situación, hasta un 97% de los encuestados demanda más apoyos para facilitar la vida de las familias con personas con discapacidad. Y no solo económicos, reclamados por el 63% en forma de bienes y servicios y por el 53% en forma de subvenciones, sino también para una mayor sensibilización de la sociedad y en los entornos educativos y laborales para hacerlos más inclusivos (66%).

Y es que a pesar de la inversión en terapias y tratamientos, como incide la Fundación, “el 58% de las familias no confía en que su hijo llegue a conseguir empleo algún día. Concretamente, un 30% cree que no conseguirá trabajo debido a prejuicios y estereotipos fuertemente asentados en la sociedad y en la empresa, que impiden la incorporación de personas con discapacidad en condiciones normalizadas”.

Para consultar los resultados del Tercer Informe Discapacidad y Familia’, clica aquí.

 – A día de hoy, 65 asociaciones de pacientes dedicadas a la discapacidad y a la dependencia son ya miembros de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?