Busca mejorar la 'cultura sanitaria' de los ciudadanos para lograr un mejor uso del sistema

El Defensor de los Usuarios extremeño quiere aumentar el contacto con las asociaciones

Publicado el por Somos Pacientes

El nuevo Defensor de los Usuarios del Sistema Sanitario Público de Extremadura, Pedro Pascual, desea mantener un contacto directo y frecuente con las asociaciones de pacientes de la región, para poder defender mejor sus derechos en materia sanitaria.

El consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha presentado al nuevo Defensor, tras su nombramiento el pasado 9 de noviembre, y ha explicado que el Consejo de Gobierno lo ha nombrado a propuesta del Consejo Extremeño de los Consumidores, sin intervención de la Administración, lo cual es una “garantía de independencia“.

Independencia

La Ley de Salud de Extremadura incluyó la creación de un organismo encargado de la defensa de los derechos de los usuarios del Servicio Extremeño de Salud (SES), organismo que acoge al Defensor de los Usuarios, que desarrolla sus labores con plena autonomía e independencia, según explicó el consejero.

Pedro Pascual, por su parte, ha destacado que “la cultura de la reclamación mejora los mecanismos de funcionamiento y redunda en una mejora de la calidad asistencial que se presta”, para lo cual espera contar con la ayuda de la Consejería de Salud y Política Social y del SES.

Cultura sanitaria

Otro de los objetivos que se plantea el nuevo Defensor es lograr una mejora en la ‘cultura sanitaria’ de los ciudadanos para lograr un mejor uso de las prestaciones que ofrece el sistema, y “todo ello con la colaboración de los profesionales sanitarios y desde la independencia”.

El defensor atiende las reclamaciones y sugerencias presentadas por los ciudadanos y se encarga de instar al cumplimiento del deber de información y asesoramiento prestado a los usuarios del sistema. Tiene como funciones, entre otras, la gestión y custodia del registro de reclamaciones y sugerencias; la elaboración de una memoria anual, formulando a la vez propuestas de mejora del sistema sanitario, y velar por el desarrollo efectivo de los mecanismos previstos en la participación de los ciudadanos en la mejora de la asistencia.