Las asociaciones participarán en la toma decisiones que afecten al sistema sanitario

En febrero, Consejo Catalán de Pacientes

Publicado el por Somos Pacientes

Al igual que ya sucede con los profesionales sanitarios, Cataluña contará desde febrero con un Consejo de Pacientes en el que estarán representadas mayoritariamente las asociaciones de pacientes que, de esta forma, podrán participar en la toma decisiones que afecten al sistema sanitario.

Como ha reconocido el conseller de Salut, Boi Ruiz, “hasta ahora hemos tenido un sistema con poca participación del paciente”. Ruiz considera que el crecimiento continuo del número de enfermos crónicos obliga a llevar a cabo una reorientación del sistema sanitario.

El consejero se ha reunido con los representantes de más de cuarenta asociaciones para explicar las líneas del Plan de Salud 2011- 2015 y acordar con ellos la manera de articular su participación en la elaboración de las políticas sanitarias.

Mayor vinculación

Hasta ahora, el sistema sanitario se ha basado en la “creación de estructuras a la espera de pacientes”. Sin embargo, la nueva realidad requiere de un sistema proactivo, centrado en las respuestas a las nuevas necesidades de unos pacientes que, afortunadamente, cuentan cada vez con una mayor esperanza de vida.

Boi Ruiz ha asegurado que el Departamento de Salud “trabajará para incrementar la vinculación entre pacientes y centros sanitarios con el objetivo de mejorar la prestación de servicios”.

Como primer paso, el Govern desarrollará a lo largo de la legislatura un programa permanente e integral de atención centrado en diez enfermedades crónicas.

Funciones principales

El Consejo Catalán de Pacientes, presidido por el conseller, será un órgano participado mayoritariamente por representantes de las asociaciones que tendrá, entre otras, dos funciones principales: la de participar proactivamente en los procesos de elaboración de las políticas sanitarias, y la de proporcionar información fiable a los pacientes para que puedan tomar decisiones formadas e informadas sobre su salud y hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios públicos.

El acuerdo también refuerza el compromiso de mantener una relación estable entre el Departamento de Salud y las asociaciones de pacientes.