Advierte de que los pacientes no pueden asumir los costes de transporte y medicamentos

ERTE considera que los recortes generan gastos inasumibles para los pacientes renales

Publicado el por Somos Pacientes

paciente en hemodialisisLa Asociación Enfermos Renales de Tenerife (ERTE), miembro activo de Somos Pacientes, ha advertido que el Real Decreto 16/2012 “no contempla las medidas especiales que necesitan los enfermos crónicos para garantizar su tratamiento y evitar errores de consecuencias nefastas“. De hecho, y como explica a través de su comunicado, considera que “las medidas recogidas en la nueva normativa son inaceptables“.

Concretamente, ERTE denuncia que las medidas “no están bien pensadas para enfermos crónicos como los enfermos renales”, aludiendo a que, por una parte, “el coste del transporte sanitario no urgente es inasumible económicamente para los pacientes crónicos”, y por otra, a que “el gasto de un paciente crónico en medicamentos y suplementos pone en peligro el cumplimiento de su tratamiento”.

Por ello, y dado que la nueva normativa “acarreará con toda seguridad situaciones en las que se va a poner en peligro la vida de muchos pacientes crónicos“, ERTE exige al Gobierno que aclare si “va a asumir esos riesgos o posibles situaciones nefastas para la salud de muchos ciudadanos”.

Transporte y medicamentos

Así, y por lo que respecta al transporte sanitario no urgente que requieren los pacientes en hemodiálisis, ERTE denuncia que el copago sin límite “pone en peligro la salud de los pacientes al considerar que muchos de ellos no podrán asumir su desplazamiento a un tratamiento vital o acudirán menos de lo que sería necesario”. Y es que, como recuerda la Asociación, no solo la mayoría de pacientes tiene que acudir tres veces por semana, sino “que los hay que acuden cuatro, cinco o incluso seis veces dependiendo de su situación y patologías asociadas”.

Asimismo, ERTE también alerta de la falta de equidad de la nueva normativa, dado que “el coste económico no es el mismo para un paciente que viva a 10 o 15 kilómetros de su centro más cercano, que a 90 o 100 kilómetros“.

Por su parte, y por lo que hace referencia al copago farmacéutico, ERTE advierte de que el coste resulta inasumible para muchos pacientes. Como explica en su comunicado, “el pago de las medicinas supone mucho más que ocho o 10 euros en función de su renta, ya que hay que añadir el transporte, complementos dietéticos esenciales, ortoprotésicos, etc.”.

Rectificación

Es más; ERTE considera que el adelanto del pago por el paciente “aunque sea del 10% y la comunidad autónoma reintegre la diferencia en función de la renta, pone en grave peligro el cumplimiento del tratamiento”. Todo ello sin olvidar que la medida pondrá “en riesgo” la salud de muchos pacientes crónicos, que no podrán “comprar determinados medicamentos esenciales para su tratamiento por su alto coste“.

ERTE asegura que “dentro de los Presupuestos Generales del Estado y de los autonómicos existen otras partidas desde las que se podrían destinar fondos para financiar determinados costes sanitarios y evitar así medidas que pueden poner en peligro la vida de algunos enfermos renales crónicos”. Por ello, y según concluye en su comunicado, confían “en que un análisis en profundidad de la problemática especial que es intrínseca a los enfermos renales crónicos sirva para que el Gobierno modifique algunas de las medidas recientemente instauradas”.

– ¿Quieres leer el Comunicado de ERTE contra los recortes sanitarios?

– A día de hoy, 26 asociaciones de pacientes dedicadas a los trastornos del riñón y de las vías urinarias ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?