Calcula que el nuevo modelo posibilitaría ahorros por 443 millones de euros al año

La Generalitat valenciana anuncia la extensión de la gestión privada a todo su sistema sanitario

Publicado el por Somos Pacientes
Hospital de Día pediátrico de Elda.

Hospital de Día Pediátrico de Elda (Alicante).

La Generalitat valenciana acometerá cambios en el conjunto del sistema sanitario de la comunidad para “introducir un modelo de gestión basado en la colaboración público-privada“, según ha anunciado hoy el vicepresidente del Consell y conseller de Presidencia, José Císcar.

La medida consiste en la generalización del modelo de concesión administrativa en los departamentos de salud que actualmente son de gestión directa y se plasmará también en la integración de todos los servicios ya externalizados dentro de cada departamento de salud para ser adjudicados y centralizados en un único gestor, que será la nueva empresa que resulte adjudicataria por medio del sistema denominado “cápita” o gasto sanitario por habitante.

Císcar ha subrayado que “se trata de un cambio de modelo necesario para que los valencianos continúen disfrutando de una sanidad gratuita, universal, pública y de calidad”.

Enero de 2013

El nuevo modelo de sistema sanitario público en el que trabaja la Conselleria de Sanitat “se basará en intensificar el grado de la colaboración público-privada que ya se da en la actualidad”, tal y como ha explicado Císcar, que ha concretado además que la reforma “arranca ahora, aunque su implantación efectiva llegará en el mes de enero de 2013″.

Con las nuevas medidas, “el ciudadano no va a notar ningún cambio: seguirá teniendo los mismos médicos, los mismos centros de salud y la sanidad seguirá siendo pública y gratuita y, además, será sostenible”, ha remarcado.

1.100 euros al año

Rueda de prensa posterior al Pleno del Consell. 27/04/2012.

José Císcar, conseller de Presidencia y vicepresidente y portavoz del Consell.

“En estos momentos de dificultad económica, el Consell tenía la obligación de garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario, y, para ello, solo cabían dos soluciones: profundizar y explotar un sistema de colaboración público-privada que ha dado excelentes resultados en otros países y en la propia Comunitat o incrementar la tasa impositiva del orden de unos 500 euros anuales por ciudadano para mantener el sistema”, ha argumentado, al tiempo que recordaba que el coste sanitario por habitante en la Comunitat Valenciana se sitúa en más de 1.100 euros al año.

El también portavoz del Consell ha asegurado que el modelo posibilitará un “ahorro sustancial del gasto” estimado de 443 millones de euros al año. En concreto, los costes se reducirán en alrededor del 10% en la parte logística, es decir, en los servicios no sanitarios, y en alrededor del 15% en los servicios sanitarios, con una cuantificación de ahorro de 263 millones de euros al año, a los que se añadirán otros 180 millones anuales procedentes del canon por el uso de las instalaciones que deberán abonar quienes resulten adjudicatarios.

En todos los departamentos

Ciscar ha precisado que este nuevo modelo “se va a implantar en todos y cada uno de los 18 departamentos de salud de gestión directa” y ha añadido que “es bastante probable que esa licitación se plantee por lotes, es decir, que se agrupen dos o más departamentos, solo a efectos de licitación, para obtener los beneficios de economías de escala pretendidos, porque ese es uno de los beneficios más relevantes del nuevo sistema”.

Ha concretado que “el plazo de adjudicación está previsto, inicialmente, en 10 años, prorrogables hasta 15 y que el sistema de contratación, será, previsiblemente, el que se conoce como diálogo competitivo, considerado el más eficaz para contratos de mucha complejidad, como puede ser éste”.

Equipamientos

La Generalitat ha puntualizado que “no se produce ningún cambio en el estatus del personal estatutario, que va seguir dependiendo, orgánicamente y funcionalmente de la Agència Valenciana de Salut, con la necesaria coordinación con el gestor privado, que podrá introducir mecanismos de incentivación en las formas previstas en la legislación vigente”.

Además, al igual que en la actualidad, todas aquellas decisiones referidas a las construcciones y equipamientos seguirán dependiendo de la Conselleria de Sanitat. “Es la administración quien seguirá tomando las decisiones de, por ejemplo, si se ha de construir un centro de salud o se ha de adquirir un nuevo aparato de rayos X“, puesto que “la planificación sanitaria siempre ha de ser una potestad de la Administración pública”, ha dicho.

¿Suecia como referencia?

El conseller ha agregado que la Comunitat Valenciana ha tomado como referencia a la hora de diseñar este modelo las reformas implantadas en el ámbito sanitario en Suecia, “un país modelo por la defensa del Estado de Bienestar” que, según ha recordado, también ha implantado sistemas basados en la colaboración público-privada.

También ha recordado que en la actualidad tanto en hospitales como en atención primaria ya se prestan a través de la iniciativa privada la práctica totalidad de lo que se denomina “servicios no sanitarios”, como cocina, lavandería, limpieza o mantenimiento y suministros de material sanitario, así como la gestión de las prestaciones suplementarias como farmacia de receta o transporte no sanitario.