La medida, lejos de ahorrar, incrementará los costes a partir del tercer año

La incidencia del VIH aumentará un 20% tras retirar la atención a los inmigrantes

Publicado el por Somos Pacientes

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha advertido al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de que la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares incrementará, tan solo en el primer año de su entrada en vigor, en un 10-20% la incidencia de nuevos casos de VIH y en entre 27 y 50 el número de fallecimientos por la enfermedad.

El dato deriva de los resultados de un estudio llevado a cabo por el Grupo de Estudio del Sida (GESIDA) de la SEIMC para conocer el impacto sanitario y económico que derivará de la medida, que puede dejar sin tratamiento a cerca de 3.200 pacientes con VIH/sida que hasta el momento actual tenían controlada la enfermedad.

Mayor cifra de muertes

En el estudio se han tenido en cuenta los datos de prevalencia del VIH en España y las cifras del padrón con objeto de calcular la cifra actual de inmigrantes irregulares con VIH –entre 4.000 y 4.600–. Y si bien, como recuerda el Dr. Federico Pulido, del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, “las nuevas terapias permiten cronificar la enfermedad, si se retiran es mortal en un plazo medio“.

Por tanto, incide el Dr. Pulido, “la medida va a suponer la muerte de personas”. Es más; la estimación de 27-50 fallecimientos adicionales “se ha hecho a la baja, sin querer generar alarmismos, aunque los datos son alarmantes”. A ello se aúna el previsible aumento de infecciones, que afectará a toda la ciudadanía dado que “el virus no entiende de raza ni fronteras”.

La negación de la atención también supondrá un aumento de las complicaciones en los pacientes que sobrevivan, que volverán a una situación “ya pasada, la que vivieron los infectados por el VIH en los años 80 y 90 hasta que salieron al mercado los antirretrovirales actuales”, apunta el Dr. Pulido.

No hay tal ahorro

El ahorro que se pretende con la medida no será tal. “Sale más caro no tratar“, afirma el Dr. Pulido. Pues si bien el ahorro directo derivado de la retirada de la atención a estos pacientes se ha cifrado en 12-21 millones de euros anuales, los costes hospitalarios por complicaciones y fallecimientos costarán entre 6,5 y 11,7 millones de euros el primer año. Y dado que el aumento de complicaciones e infecciones será progresivo, “en tres años no habrá ya ahorro y sólo generará más costes”, alerta el Dr. Pulido.

– A día de hoy, 23 asociaciones de pacientes dedicadas al VIH/sida ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?