Semana Mundial de la Inmunización

La OMS recuerda: “Protegidos colectivamente, las vacunas funcionan”

Publicado el por Somos Pacientes
Foto: Flickr/NIAID.

Foto: Flickr/NIAID.

La vacunación salva millones de vidas y es una de las intervenciones sanitarias más exitosas y rentables. Sin embargo, en el mundo hay más de 19 millones de niños no vacunados o vacunados de forma incompleta, por lo que corren un serio riesgo de contraer enfermedades potencialmente mortales. Uno de cada 10 de estos niños nunca llegará a recibir ninguna vacuna y probablemente nunca haya tenido contacto con el sistema de salud.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) celebra la Semana Mundial de la Inmunización (del 24 a 30 de abril), que tiene por objetivo señalar las acciones colectivas necesarias para garantizar que todo el mundo esté protegido frente a las enfermedades prevenibles mediante vacunación. El lema de este año –’Protegidos colectivamente, #Las vacunas funcionan‘– anima a todos, desde los donantes hasta la población general, a redoblar sus esfuerzos por incrementar la cobertura vacunal por el bien común.

Para conseguirlo, la organización recuerda que los gobiernos deben invertir en la vacunación, los promotores deben hacer de las vacunas una prioridad y la población debe vacunarse.

Como parte de la campaña de 2018, la OMS y los asociados se han propuesto destacar la importancia de la inmunización y las deficiencias que sigue presentando la cobertura mundial; señalar a los países donantes el valor de las vacunas y la importancia de que inviertan en la inmunización; y poner de manifiesto cómo cada uno de nosotros, desde los donantes hasta la población en general, podemos y debemos impulsar el progreso de las vacunas.

Para toda la familia

En España, MSD, junto con la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), el Foro Español de Pacientes (FEP) y otras 33 organizaciones profesionales e instituciones sanitarias celebran esta Semana Mundial de la Inmunización recordando que ‘Las vacunas cuentan para toda la familia‘.

Nuestro país cuenta con una elevadísima tasa de cobertura de la vacunación infantil, mayor del 95%, lo que nos convierte en un referente en Europa. Sin embargo, en adultos, las cifras son significativamente menores, situándose la más alta, frente a la gripe, en torno a un 57%.

Doctor Amós García Rojas.

Doctor Amós García Rojas.

Como explica el doctor Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), “la existencia de bajas coberturas vacunales en ciertos colectivos se debe entre otras causas a la menor implicación y conocimiento del profesional sanitario, ausencia de programas específicos y sistemáticos de vacunación que favorezcan la captación y el seguimiento, hasta el desconocimiento y la creencia de que la vacunación es exclusivamente cosa de niños. En este sentido, la implementación de un calendario vacunal para todas las etapas de la vida, similar al desarrollado en Italia, podría mejorar las tasas de vacunación en adolescentes y personas mayores”.

García Rojas insiste en la necesidad de no caer en la autocomplacencia: “Si bajamos la guardia hay enfermedades que pueden reaparecer si las coberturas vacunales descienden”. Por eso los expertos recuerdan que los esfuerzos de inmunización nacionales continuos y coordinados son fundamentales para lograr mantener el control de algunas enfermedades.

“En el caso de la prevención infantil, los pediatras han hecho un excelente trabajo informando sobre vacunación y recomendando a los padres”, recuerda el presidente de la AEV, quien añade que “debemos mejorar en la labor de informar y recomendar de forma activa en la edad adulta, donde las coberturas vacunales son notoriamente más bajas”.

Las vacunas en el mundo

  • En la actualidad, el arsenal terapéutico contempla más de 40 vacunas para la prevención de 25 enfermedades evitables.
  • La inmunización previene enfermedades, discapacidades y defunciones por enfermedades prevenibles mediante vacunación, tales como el cáncer cervical, la difteria, la hepatitis B, el sarampión, la paroditis, la tos ferina, la neumonía, la poliomielitis, las enfermedades diarreicas por rotavirus, la rubéola y el tétanos.
  • Durante 2016 se administraron tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3) al 86% de los niños de todo el mundo (unos 116,5 millones), a fin de protegerlos contra graves enfermedades infecciosas que podrían provocarles trastornos y discapacidades graves, e incluso la muerte. Para 2016, 130 países habían alcanzado por lo menos el 90% de cobertura con la vacuna DTP3.
  • 84% menos de muertes por sarampión entre 2000 y 2016 en todo el mundo gracias a la vacunación contra el sarampión.
  • La tasa mundial de cobertura de la vacunación se ha estancado en el 86%.
  • Se calcula que la inmunización previene unos 2 a 3 millones de muertes anuales, pero si se mejorara la cobertura vacunal mundial se podrían evitar otros 1,5 millones.
  • Se estima que 19,5 millones de lactantes de todo el mundo aún no reciben las vacunas básicas.
  • Hoy en día, solo tres países (Afganistán, Nigeria y Pakistán) siguen siendo endémicos de polio, frente a los más de 125 en 1988.

Enlaces de interés