Las oficinas de farmacia perderán entre 150 y 200 millones de euros

Los españoles pagarán con el copago 551 millones de euros anuales adicionales por sus medicamentos

Publicado el por Somos Pacientes

Con la entrada en vigor, el próximo 1 de julio, del nuevo copago farmacéutico, los españoles deberán sumar 551 millones de euros a los 607 que ya pagaban, para un total 1.159 millones de euros anuales por medicamentos con cargo al Sistema Nacional de Salud (SNS).

El dato deriva del informe ‘Proyección y consecuencias del RDL 16/2012’ realizado por Antares Consulting por encargo del Grupo Cofares, interesado en conocer el impacto sobre el sector farmacéutico de los nuevos baremos de aportación en función de la renta.

Como apunta Carlos González Bosch, presidente del Grupo Cofares, “a partir de ahora vamos a tener que diferenciar entre el gasto farmacéutico en España y la financiación pública de medicamentos”. Y es que, como consecuencia de los nuevos tramos de copago fijados por Sanidad, se duplicará el porcentaje medio del gasto farmacéutico que es financiado directamente por el ciudadano en la oficina de farmacia.

La cifra será mayor

Antes de la reforma del copago sanitario, los pensionistas, que consumen el 77% de los medicamentos financiados por el SNS, no pagaban nada. En el caso de los trabajadores activos, el porcentaje que debían abonar por los medicamentos era del 40%. Así, y en total, la aportación media de los ciudadanos suponía apenas un 5,8% del total del gasto.

Así, y a partir del 1 de julio, la mayor parte de los pensionistas pagarán un 10% del precio de sus tratamientos (con topes máximos según sus rentas), mientras que los trabajadores deberán abonar un 50% o un 60% en función de su renta. En consecuencia, la aportación media del ciudadano aumentará hasta el 10,6% del gasto farmacéutico.

Oficinas de farmacia

La reforma sanitaria también afectará a las oficinas de farmacia. Según el informe, el nuevo copago supondrá un descenso de entre 150 y 200 millones de euros de la facturación, tanto por la reducción del consumo –el efecto disuasorio del nuevo copago supondrá una disminución de 2,7% del número de recetas– como por la implantación de un nuevo sistema de precios menores y la culminación de la prescripción por principio activo.

Puedes aportar tu opinión sobre el modelo de copago en nuestra encuesta de portada