Su regulación como medicamentos facilitaría el control de su consumo

Los neumólogos piden que los cigarrillos electrónicos sean considerados productos sanitarios

Publicado el por Somos Pacientes

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha solicitado al Gobierno que los cigarrillos electrónicos sean considerados productos sanitarios, una medida que garantizaría la calidad de estos productos y facilitaría la realización de ensayos clínicos sobre las ventajas y desventajas asociadas a su consumo.

“Desde nuestra Sociedad, puntualiza la Dra. Pilar de Lucas, presidenta de la SEPAR  respaldamos al Gobierno en su intención de regular el uso del cigarrillo electrónico. Y asimismo, consideramos que ante las dudas que plantea la formulación de estos productos, su regulación como medicamento facilitaría que se evaluara de forma científica la eficacia y la seguridad de su uso y obligaría a que su producción estuviera sometida a intensos controles de calidad“.Efectos desconocidos

La regulación de los cigarrillos electrónicos como medicamentos posibilitaría el logro de tres importantes avances. Como explica el doctor Segismundo Solano, coordinador del Área de Tabaquismo de la SEPAR, “en primer lugar se controlaría su consumo, dónde y cómo; en segundo lugar se velaría por unos estándares de calidad en su producción y distribución; y en tercer, lugar se facilitaría la investigación científica y médica de este dispositivo que, sin duda, puede ofrecer ventajas frente al consumo de tabaco tradicional y tiene aspectos que pueden ser positivos en procesos de deshabituación“.

Como recuerda la SEPAR, aún a día de hoy existen importantes vacíos de conocimiento en torno al cigarrillo electrónico, caso de “los efectos a medio y largo plazo de sus ingredientes“.

Por lo que respecta a las sustancias químicas que contiene el líquido del cigarrillo electrónico, sustancias que son vaporizadas y llegan directamente a los pulmones, las más habituales son el propilenglicol, la glicerina y la nicotina. Y como explica el doctor Carlos Jiménez, Director del Programa en Investigación en Tabaquismo de la SEPAR, “algunas marcas no contienen nicotina, y que las que la contienen lo hacen en menor porcentaje que en los cigarrillos habituales. El propilenglicol y la glicerina son inocuos cuando son utilizados por vía oral. No obstante, cuando son utilizados por vía inhalada, su inocuidad no ha sido claramente demostrada“.

Por su parte, entre las sustancias químicas que se producen por el calentamiento del producto y aparecen en el vapor destacan el formaldehido, acetaldehído y acroleínas, también presentes en el humo de los cigarrillos manufacturados; y metales como níquel, cromo y plomo. Y como alerta la SEPAR, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasifica todas estas sustancias como carcinogénicas sin determinar un umbral de seguridad para su consumo”.

Estudios poco fiables

Los datos disponibles confirman que el cigarrillo electrónico no solo es consumido por fumadores que quieren dejar el hábito tabáquico. También hay un porcentaje de consumidores –entre los mismos, un 3-5% son menores– que nunca han fumado. Y por lo que respecta a los trabajos  que avalan que ayudan a dejar de fumar, “son estudios que presentan importantes deficiencias metodológicas que no permiten obtener conclusiones fiables y definitivas“, concluye el doctor Jiménez.

De hecho, y a la luz de las evidencias actuales, la SEPAR ya desaconsejó el consumo de los cigarrillos electrónicos el pasado mes de octubre.

3 Comentarios

  1. odysseus dijo:

    Parece ser que la SEPAR, organización patrocinada por PFIZER y GSK, entre otros, fabricantes de parches y chicles de nicotina y de los medicamentos CHAMPIX y ZYNTABAC, son los únicos con derecho de ver publicados sus comunicados. Se basan siempre en el mismo estudio, sesgado y mal hecho, de la FDA de hace años. Ya cansino también lo del níquel y del cromo, metales presentes en el acero inoxidable y en las resistencias de calefactores por convección y otros. Las resistencias de un e-cig se miden por miligramos y no se desintegran con el calentamiento para evaporar los líquidos!
    ¡Qué desinformación! Claro que molesta que el e-cig es mucho más eficaz que sus mucho más caros medicamentos para dejar de fumar. Soy uno de ellos quienes por fin han encontrado un eficaz remedio contra el tabaquismo.
    http://richard-odysseus.blogspot.com.es/

    Responder
  2. sergio dijo:

    El SEPAR no está legitimado para pronunciarse sobre el cigarrillo electrónico, teniendo en cuenta su parcialidad. Sus patronos y mecenas, son los laboratorios que fabrican los dispositivos con nicotina para dejar de fumar (chicles, parches, etc) que están bajando sus cuotas de ventas de manera alarmante (cualquier farmacéutico se lo puede decir). El intento de dejar en manos de estos laboratorios (no olvidemos, son sus patronos) que están en horas bajas, la producción del cigarrillo electrónico, es una de las manipulaciones más burdas que nos podemos encontrar. Es una lástima que diez años de carrera se tiren por la borda por una Comisión (espero que se lo pagen bien)

    Responder
  3. FER dijo:

    Lo que hay que decir también, es que si se consideran productos sanitarios, así los médicos lo pueden recomendar y cobrar suculentas cantidades de dinero como hacen ahora con los laboratorios , que les pagan por recomendar sus productos, es cigarrillo electrónico lleva funcionando varios años, y hay varios estudios que demuestran que ayuda a dejar de fumar, y olvidar el tabaco que si que produce cáncer y eso si que está demostrado

    Responder