ConArtritis denuncia una decisión que pone en riesgo la salud de los pacientes

Los valencianos con artritis, obligados a tratarse donde y cuando marque la Generalitat

Publicado el por Somos Pacientes

La Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), miembro de Somos Pacientes, ha emitido un comunicado en el que rechaza la nueva directiva de la Generalitat que, en vigor desde el 1 de octubre, obliga a los cerca de 3.000 valencianos con artritis reumatoide a acudir al centro de salud para recibir el tratamiento a un día y hora determinados.

Como explica ConArtritis, “desde el pasado 1 de octubre, a los 3.000 pacientes que sufren artritis reumatoide en la Comunidad Valenciana y están tratándose con inyecciones de metotrexato, les ha cambiado la vida. Y es que la Generalitat ha decidido que reciban su tratamiento en los Centros de Salud, con la obligación de ir el día de la semana y la hora que se les marca”.

En consecuencia, los pacientes ya no podrán recoger en las farmacias las jeringas precargadas, “lo que supone un retroceso en cuanto a las mejoras logradas, pues las jeringas precargadas dan mayor seguridad y libertad a la hora de la administración, buscando los momentos más adecuados para los pacientes”, lamenta la Coordinadora.Sin contar con los pacientes

La decisión adoptada por la Agència Valenciana de Salut, “que claramente va a mermar nuestra calidad de vida y que puede llegar a suponer un riesgo para nuestra salud, se ha tomado unilateralmente, sin contar con los pacientes“, denuncia Carmen Fondo, presidenta de la Asociación Valenciana de Afectados de Artritis (AVAAR), miembro de Somos Pacientes.

ConArtritis incide en que  “la decisión afecta directamente a la calidad de vida de los pacientes y les obliga a abandonar el anonimato y hacer visible su enfermedad, pero no en la forma que el propio paciente decida, sino por obligación“.

Todo ello a pesar de que, como Cinta Lacasta, Secretaria General de ConArtritis, “los pacientes están en su derecho de mantener el grado de privacidad que consideren; derecho que pierden en el momento de tener que acudir al centro de salud en días y horas concretos en vez de hacerlo en la intimidad de su hogar, y sin verse perjudicado en su trabajo al tener que pedir permiso para acudir al ambulatorio”.

También los niños

La medida también afecta a los niños con artritis idiopática juvenil, que reciben tratamiento con metotrexato y que, como sucede con los adultos, deberán ir al Centro de Salud por la mañana, a un día y hora concertados, con las consecuencias escolares y familiares que esto conlleva, como faltar al colegio y que los padres deban pedir permiso para poder acompañarles.

En definitiva, como concluye Cinta Lacasta la medida “supone un aumento de los gastos indirectos al tener que desplazarse en muchas ocasiones a kilómetros de su domicilio, con pérdidas de tiempo de los pacientes, familiares, acompañantes y empresas, especialmente preocupante en personas activas laboralmente en un momento como el actual”.

– A día de hoy, 8 asociaciones de pacientes dedicadas a la artritis reumatoide ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?