Somos Pacientes difundirá aquellas publicaciones de interés para las asociaciones

Primer consenso sobre el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple

Publicado el por Somos Pacientes

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha presentado el primer documento de consenso realizado en Europa sobre el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) tras mantener una reunión con el grupo de expertos que lo ha elaborado y con representantes de la Plataforma de las Asociaciones de Personas Afectadas por el Síndrome de SQM.

La SQM es objeto de debate en el seno de la comunidad científica debido a que la mayoría de los casos detectados tienen muy pocos aspectos comunes y presentan gran variedad de síntomas y de grados de afectación, lo que ha llevado a controversias en cuanto a los mecanismos biológicos que la originan y a una falta de criterios comunes para su diagnóstico y tratamiento. Actualmente, la OMS no contempla a la SQM como una entidad con un código específico. Por todo ello es difícil conocer la incidencia de este trastorno; no obstante se estima una prevalencia de entre 0,2% y 4%, con un claro predominio de mujeres.

El nuevo documento recoge todas las pruebas científicas disponibles hasta el momento sobre este síndrome complejo que se caracteriza por un conjunto de síntomas heterogéneos vinculados a una amplia variedad de agentes y componentes químicos presentes en el medio ambiente.

Retraso en el diagnóstico

Son muchas las lagunas existentes sobre las causas de la SQM, su origen y mecanismos de acción, lo que ha dificultado el desarrollo de una base clínica científica que permita su diagnóstico y tratamiento. Estas dificultades han motivado que los pacientes afectados se enfrenten a menudo a situaciones en las que sus síntomas son confundidos, siendo derivados a diferentes especialistas, con el consecuente retraso en su diagnóstico, lo que unido a la ausencia de tratamientos adecuados tiene importantes consecuencias físicas, psicológicas y sociales tanto para las personas afectadas como para sus familias.

Por todo ello, el objetivo de este documento de consenso es contribuir a un mayor conocimiento de la SQM,  proporcionando a los profesionales sanitarios unas pautas comunes de actuación de cara a ofrecer una atención integral y multidisciplinar a las personas afectadas y favoreciendo la sensibilización de la sociedad ante esta enfermedad.

Esta guía establece por primera vez de forma consensuada la definición de caso de la SQM y sus criterios diagnósticos. Así, éste se define como “persona que con la exposición a agentes químicos ambientales diversos a bajos niveles presenta síntomas reproducibles y recurrentes que implican a varios órganos y sistemas, pudiendo mejorar su estado cuando los supuestos agentes causantes son eliminados o se evita la exposición a ellos”.

Sin tratamiento específico

El texto también establece recomendaciones para ayudar en el diagnóstico. No obstante, recuerda que se desconoce su origen (aunque se cree multifactorial) y que en la actualidad no se cuenta con pruebas científicas que respalden la eficacia de ningún tratamiento.

En este sentido considera que la medida más eficaz es evitar la exposición a las situaciones advertidas como desencadenantes del cuadro clínico. En resumen, al no existir por ahora tratamiento curativo, las intervenciones terapéuticas deben encaminarse a mejorar la sintomatología y la calidad de vida del paciente.

Además, el documento resalta la importancia de que el personal de medicina, enfermería, trabajo social, auxiliar, limpieza, etc. de los servicios sanitarios conozca las características especiales que requiere la atención de los pacientes con SQM y su entorno.

El documento se estructura en tres partes:

1. Descripción: se recogen sus objetivos y metodología de elaboración, búsqueda y revisión de las pruebas, así como herramientas y método para el consenso.

2. Análisis de situación y descripción de la SQM: analiza las características de este síndrome (síntomas, etiopatogenia, comportamiento epidemiológico, manifestaciones y abordaje clínico y terapéutico, etc.) basándose en el mejor conocimiento científico disponible.

3. Conclusiones y recomendaciones: se recogen las conclusiones del documento y sus recomendaciones respecto al diagnóstico, tratamiento e investigación en esta materia, y relativas también a la formación de los profesionales y sistemas de información sanitaria.

El documento ha sido coordinado por el Observatorio de Salud de las Mujeres de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud y en su elaboración han participado, además de otros departamentos del Ministerio, distintos expertos en la materia, así como de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Asociación Española de Toxicología, la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III y Guía Salud.

– El dato: Este fenómeno se describe por primera vez en 1950, cuando se observó cómo algunas personas presentaban una serie de síntomas cuando se exponían a niveles muy bajos de sustancias ambientales, laborales y domésticas. Sin embargo, no es hasta 1987 cuando M. Cullen denominó este síndrome como “Sensibilidad Química Múltiple (SQM)”. Este autor utilizó el término en plural “Multiple Chemical Sensitivities, MCS” precisamente para poner de relieve la multiplicidad de manifestaciones, orígenes y procesos implicados.

-¿Quieres consultar el DOCUMENTO DE CONSENSO de SQM 2011?