Un estudio de la OCU confirma las enormes diferencias entre CC AA

Tres meses, tiempo medio de espera para tener diagnóstico en la sanidad pública

Publicado el por Somos Pacientes

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado de que, a día de hoy, el tiempo medio de espera para recibir un diagnóstico –es decir, desde que el paciente pide cita con el especialista, se somete a la prueba pertinente y vuelve a la consulta para conocer los resultados– es de tres meses en la Sanidad Pública.

El dato deriva del estudio realizado por la OCU en junio del presente año a partir de los datos de 16.000 citas médicas en centros especializados de 56 ciudades de las 17 comunidades autónomas. Y si bien la situación “ha mejorado cuando se compara con las observadas en los estudios realizados en 2004 y 2008, la espera sigue siendo elevada“, informa la OCU.

Las especialidades analizadas en el estudio han sido cardiología, cirugía general, dermatología, digestivo, ginecología, neurología, oftalmología, otorrinolaringología, traumatología y urología. Asimismo, también se han consultado los períodos de espera para el acceso a pruebas diagnósticas como la ecografía, el electromiograma, la endoscopia, la resonancia magnética y el TAC.

Tiempos de espera

En conjunto, el tiempo de medio de espera en todo el país para acceder a la primera consulta del especialista es de 47 días, de 55 días para la segunda y de 77 días para la tercera consulta. Sin embargo, la espera no es, ni mucho menos, uniforme, pues existen enormes diferencias entre las distintas comunidades autónomas. Así, y mientras la espera para la primera consulta con el especialista es de 20 días en Baleares, en el caso de Canarias el tiempo de espera asciende a 105 días.

Por lo que respecta a las especialidades, las consultas de cardiología y de neurología son las que tienen más retraso en la primera cita –56 y 55 días de media, respectivamente–. En la segunda visita, neurología, con 66 días de media desde la cita anterior, también se mantiene en cabeza como la más tardía. En el extremo opuesto se sitúan las consultas de traumatología, que son la que tienen los tiempos de espera más bajos –43 y 42 días.

En el caso de las pruebas diagnósticas, el tiempo medio de espera se sitúa en torno a los 54 días y las diferencias entre comunidades resultan menos acusadas. Una vez más, Canarias presenta la mayor demora (103 días), seguida de Castilla La-Mancha (82 días) y Galicia (80 días).

Sin embargo, “lomás preocupante –alerta la OCU– es la tardanza en las segundas y terceras visitas, todavía más larga”. Concretamente, el estudio muestra que los ciudadanos de Canarias tienen que esperar entre 118 días para la segunda consulta y 140 días para la tercera; los de Galicia 68 y 111 días; y los de Extremadura 57 y 68 días. La comunidad con menos demora para la segunda y tercera visitas es Baleares (40 y 47 días), seguida de Murcia (32 y 44 días) y Madrid (37 y 70 días).

Falta de transparencia

Como explica Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU, “la tardanza en las segundas y terceras citas puede obedecer a que estas listas no se reflejan en los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de las distintas comunidades, así que parece que no les importa; hay una total y absoluta falta de información y tampoco hay apenas consenso a la hora de medir los tiempos de espera”.

En definitiva, el estudio muestra que las normativas implantadas por las comunidades autónomas para establecer los tiempos máximos de acceso a las intervenciones quirúrgicas, a la atención especializada y a las pruebas diagnósticas son “solo papel mojado“, denuncia la OCU, que a modo de ejemplo refiere que en Castilla-La Mancha la normativa establece un máximo de siete días para la prueba y de 15 días para acceder al especialista cuando, según lo observado en el estudio, en realidad son 82 días para una prueba y 54 días para un especialista.

Sea como fuere, los datos son mejores que en 2004 –10 días menos de media a nivel general– y 2008 –18 días menos–. No así en todas las comunidades, pues la espera es ahora mayor en Extremadura –29 días más que en 2008 y 18 más que en 2004– o en Castilla-La Mancha –donde se tarda un día más que en 2008 y un mes más que en 2004.

Los usuarios deben reclamar

En palabras de Izverniceanu, “el estudio ha demostrado que en España hay ciudadanos de primera, segunda, tercera y hasta cuarta categoría; nos parece una barbaridad, especialmente en el caso de Canarias”.

En este contexto, la OCU recomienda a los usuarios que presenten reclamaciones en los casos en los que la espera con el especialista resulte excesiva. Y para ello, han diseñado una calculadora en la que pueden comprobar si el tiempo de espera se ajusta a la media de su comunidad autónoma.

Para utilizarla, el interesado solo tiene que especificar la ciudad en la que ha solicitado la cita, la fecha de la solicitud y la fecha finalmente concedida para la consulta. Para acceder a la calculadora, clica aquí.