Cada año mueren cerca de 200.000 consumidores

La ONU, contra el consumo de drogas ilegales

Publicado el por Somos Pacientes

Cada año fallecen en el mundo cerca de 200.000 personas por consumo de drogas ilegales. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cifra de consumidores asciende a unos 210 millones. Por ello, y coincidiendo con la celebración este martes 26 de junio del Día Internacional contra las Drogas y el Tráfico Ilegal, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha puesto en marcha la campaña ‘¿Controlan las drogas tu vida?’ con el objetivo de disuadir a la población de su consumo, especialmente entre los más jóvenes.

Concretamente, la campaña, respaldada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, trata de concienciar a la sociedad sobre el problema que suponen las drogas, cuyo consumo entre los jóvenes es en numerosas ocasiones resultado de las presiones a las que son sometidos en su entorno. Y como recuerdan desde la UNODC, “los consumidores de drogas suelen estar mal informados o no son suficientemente conscientes de los riesgos que conlleva esta práctica para la salud”.

Por lo general, las drogas sometidas a fiscalización internacional suelen ser estimulantes de tipo anfetamínico, la coca y la cocaína, el cannabis, los alucinógenos, los opiáceos y los hipnóticos sedantes. Dichas drogas tienen efectos físicos inmediatos y suelen impedir el desarrollo físico y emocional.

Amenaza individual y global

Con esta iniciativa, y a través de la sensibilización general, la UNODC también busca movilizar e inspirar a la población para que actúe contra el abuso y el tráfico de drogas. “El consumo drogas, así como el tráfico ilegal, no suponen una amenaza únicamente para la salud, sino también para la estabilidad global y el desarrollo socioeconómico en todo el mundo”, incide la Oficina de Naciones Unidas.

En este contexto, deben tenerse en cuenta los problemas y circunstancias propios de cada comunidad, por lo que la UNODC apuesta por tomar medidas que cuenten con el respaldo de toda la sociedad y aconseja aunar esfuerzos para aprovechar las infraestructuras existentes para, así, optimizar recursos.

Por ello, la UNODC aconseja informar y educar a los miembros de la comunidad sobre el consumo de drogas y sobre los efectos negativos tanto para el propio individuo como para la sociedad en su conjunto. Y en aras de lograr la mayor difusión posible del mensaje, también solicita la implicación de los colegios, de los padres, de los medios de comunicación y de los profesionales sanitarios.

De la misma manera, la Oficina también solicita el apoyo y patrocinio de encuentros en ayuntamientos o centros deportivos con el objetivo de promover estilos de vida saludables y trabajar con los medios de comunicación locales para distribuir información sobre este problema.