Los expertos recuerdan la necesidad de mantener la medicación

Los niños con TDAH pueden verse afectados por cambios de rutina en verano

Publicado el por Somos Pacientes

Los niños con trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) pueden verse notablemente afectados por los cambios de rutina y de actividades propios de los meses de verano. Y es que como recuerdan los especialistas del Plan de Acción en TDAH (PANDAH), “estos niños necesitan una atención y un cuidado muy especial, y muchas veces es difícil encontrar actividades o espacios en los que tanto ellos como sus allegados se encuentren cómodos”.

Con objeto de evitar cualquier posible complicación, los especialistas recomiendan a los padres que estructuren el tiempo de los niños, para que así no pierdan la organización de los horarios; que organicen actividades interesantes que les mantengan ocupados; que eviten situaciones descontroladas en las que la impulsividad inherente al TDAH pueda tener consecuencias negativas; y que, jugando, les enseñen a seguir las órdenes. Y a todo ello se suma, destacan los expertos, “la necesidad de seguir manteniendo su medicación”.

Disfrutar… y aprender

Como recuerda la Dra. María Jesús Mardomingo, especialista en psiquiatría y pediatría y miembro del comité científico del PANDAH, “el verano es para pasarlo bien y para que los niños se sientan liberados de la presión del colegio; es un tiempo para disfrutar, pero también para organizar actividades que ayuden a los niños con TDAH a aprender a controlar su movimiento“.

En este contexto, los expertos aconsejan llevar a los niños a campamentos deportivos de verano; realizar juegos que ayuden a estar sentados o a seguir órdenes; intentar que cumpla objetivos para que se anime a plantearse retos mayores; e intentar que ayuden en la cocina, para que vea que, siguiendo unas reglas preestablecidas, las cosas pueden salir bien.

– A día de hoy, 5 asociaciones de pacientes dedicadas a los trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) ya son miembros de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?