Trastornos de la personalidad

Los trastornos de la personalidad se definen como el conjunto de trastornos en los que las dimensiones emocionales, afectivas motivacionales y de relación social se encuentran perturbadas o presentan anormalidades. En consecuencia, los patrones de percepción, reacción y relación de los afectados son fijos, inflexibles y socialmente desadaptados. El origen de estos trastornos puede ser biológico o medioambiental (por ejemplo, educativo).

Los trastornos de la personalidad son los siguientes: personalidad paranoide (proyección de las hostilidades y conflictos propios hacia los demás, de forma que las intenciones ajenas con consideradas maliciosas); personalidad paranoide (personas introvertidas y emocionalmente frías y socialmente distantes, que intiman poco con los demás y se refugian en sus fantasías); personalidad esquizotípica (incapacidad para las relaciones personales y desarrollo de pensamientos insólitos y, por lo general, absurdos); personalidad histriónica (búsqueda constante de notoriedad y expresión exagerada de las emociones propias para llamar la atención); personalidad narcisista (necesidad de atención por los demás con ausencia de empatía e incapacidad de asimilar la crítica o el fracaso); personalidad límite o ‘borderline’ (inestabilidad emocional, pensamiento exageradamente polarizado y relaciones interpersonales caóticas); personalidad antisocial (incapacidad de asimilar la importancia de las normas sociales preestablecidas, caso de las leyes, por lo que desprecian los derechos ajenos); personalidad fóbica o evitadora (hipersensibilidad al rechazo, lo que se traduce en la evitación de relaciones personales); personalidad dependiente (necesidad excesiva de ser cuidado por otros, con un gran temor a la separación; transfieren la responsabilidad de la toma de cualquier decisión); personalidad pasiva-agresiva (albergan gran hostilidad, por lo que de un modo u otro boicotean el desarrollo de toda propuesta ajena, incluidas las laborales); y personalidad obsesiva-compulsiva (perfeccionismo obsesivo consecuente con una notable inseguridad personal, lo que genera ansiedad ante la responsabilidad y problemas para relacionarse socialmente).

La activación en la corteza orbitofrontal del cerebro es mayor en estos pacientes

Publicado el por Somos Pacientes
La personalidad obsesiva-compulsiva conlleva una mayor sensibilidad moral

Las personas que presentan un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) tienen una mayor sensibilidad moral. Así lo muestra un estudio que, desarrollado por investigadores del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona), del Hospital del Mar de [más…]

Más noticias
Imagen de perfil

Una sección dedicada a las personas que le ponen un toque especial a nuestra vida, a las que nos abren puertas y nos hacen el camino más fácil

Agifes pone en marcha el sorteo ¡Me gusta tu toque especial!

Agifes, Asociación Guipuzcoana de Familiares y Personas con Enfermedad Mental, pone en marcha una iniciativa dedicada a homenajear a aquellas personas que le ponen un toque especial a [más…]

Imagen de perfil

• La asociación guipuzcoana de familiares y personas con enfermedad mental advierte de que solo un 5% del colectivo tiene un empleo estable, y organizará una jornada de reflexión e [más…]

Imagen de perfil

Federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental

Fedeafes reclama medidas para hacer frente a la "doble discriminación" que afecta a las mujeres con problemas de salud mental

Publicado por Fedeafes

Fedeafes, la federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental, considera necesario un enfoque de género en la intervención con las mujeres con problemas de [más…]