Las sujeciones, constitucionalmente ilegítimas, atentan contra la dignidad de los residentes

Acreditación de CEAFA para residencias sin sujeciones físicas

Publicado el por Somos Pacientes

La Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), miembro de Somos Pacientes, y la Fundación María Wolff han presentado la ‘Acreditación en el cuidado de demencias sin sujeciones’, iniciativa dirigida a ayudar a las residencias a adoptar un modelo de intervención que, a través de la atención y cuidados específicos a la demencia, se centre en la dignidad de las personas y evite el uso de cualquier tipo de sujeciones.

Como explica CEAFA, “la iniciativa pretende dar aliento, ayuda y reconocimiento a aquellas instituciones comprometidas con la mejora de la calidad asistencial a personas con demencia. Y es que una correcta atención puede favorecer la eliminación de las sujeciones y, a la vez, mantener o incluso mejorar la seguridad global de los centros”.Erradicar las sujeciones

A través de la acreditación, CEAFA y Fundación María Wolff avalarán a aquellos centros que ofrezcan cuidados y atenciones de calidad libres de ataduras físicas. Un objetivo para el cual se requieren estrategias sistémicas de apoyo y formación del personal de los centros en la atención de las demencias, prevención de caídas, evitación de sujeciones químicas y manejo de problemas afectivos y conductuales mediante terapias no farmacológicas.

Koldo Aulestia, presidente de CEAFA,  comenta: “Cuando los familiares llevamos a nuestros enfermos a una residencia es porque el avance de su deterioro imposibilita ofrecerles un cuidado de calidad en el domicilio. Pero siguen siendo personas, a las que seguimos queriendo y deben ser tratadas como tales, respetando sus derechos y su dignidad”.

Y es que aún a día de hoy, miles de residencias y centros de día de nuestro país mantienen a las personas con Alzheimer y otras demencias con sujeciones físicas. De hecho, y si bien se ha demostrado clara y repetidamente que para ofrecer unos cuidados con una seguridad aceptable no se necesitan las sujeciones, en torno a la mitad de las personas con demencia institucionalizadas en nuestro país han sufrido el uso de sujeciones físicas.

Todo ello a pesar de que, como apunta Pilar García, jurista de la Oficina del Defensor del Pueblo de Navarra, “las sujeciones físicas, prescritas de forma diaria con la finalidad de evitar caídas y sin haber intentado previamente otras alternativas que hayan resultado ineficaces, no son constitucionalmente legítimas. Según la doctrina del Tribunal Constitucional su uso debería quedar relegado a supuestos muy excepcional”.

Metodología probada

Tanto los estudios como la propia experiencia demuestran que es posible mejorar la autonomía y dignidad de estas personas con las metodologías adecuadas. Y al lograr la acreditación, los centros garantizan que aplican una metodología que, probada por Fundación María Wolff y respaldada por CEAFA, ofrece unos excelentes resultados. Tal es así que los centros que obtengan la acreditación podrán ser recomendados por las asociaciones de familiares para potenciar unos cuidados de calidad.

Como concluye Rubén Muñiz, presidente de Fundación Maria Wolff, “los elementos comunes de las decenas de centros que hemos ayudado a dar cuidados sin sujeciones han conseguido una marcada mejoría del ambiente de la residencia. Así, los residentes están más tranquilos y la conflictividad con las familias se reduce de forma notable. Y no aumentan las lesiones graves por caída”.

– A día de hoy, 224 asociaciones de pacientes dedicadas a la enfermedad de Alzheimer son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?