Gran parte de la población aún asocia estas dolencias con violencia y agresividad

Desconocimiento ciudadano en torno a la esquizofrenia y el trastorno bipolar

Publicado el por Somos Pacientes

La gran mayoría de los españoles desconoce los síntomas asociados con la esquizofrenia y el trastorno bipolar. De hecho, y como muestran los resultados del estudio ‘Opiniones y creencias sobre las enfermedades mentales graves (esquizofrenia y trastorno bipolar) en la sociedad española’, publicado en la revista científica ‘Psiquiatría y Salud Mental’, la mayoría de los 5.473 encuestados no solo desconoce los síntomas específicos de estos trastornos sino que tienden a resaltar los aspectos negativos de las mismas, caso de la violencia o de las conductas agresivas.

Los resultados, en opinión de la Dra. Consuelo de Dios Perrino, responsable del Programa de Trastornos Bipolares del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario La Paz de Madrid y coordinadora del estudio, “son sorprendentes y deben mover a una profunda reflexión sobre la información que se transmite de estas enfermedades a través de los medios de comunicación”.

El estudio, promovido por la Fundación AstraZeneca, ha sido desarrollado gracias a la colaboración de distintas asociaciones de pacientes inscritas en Somos Pacientes: la Federación Andaluza de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES Andalucía), la Asociación de Biopolares de Andalucía (ABBA), la Asociación Madrileña de Asociaciones Pro Salud Mental (FEMASAM), la Asociación Madrileña de Amigos y Familiares de Personas con Esquizofrenia (AMAFE), y la Asociación de familiares y personas con enfermedad mental grave (ASAENES).

Combatir el estigma

Por lo que respecta a los resultados, el 82% de los participantes conocía ambas enfermedades, pero hasta un 51% no conocía ningún síntoma de la esquizofrenia. Asimismo, un 59% consideraba que son difíciles de diagnosticar; un 27% que no se diagnostican –o que son ocultadas– por miedo al rechazo social; un 49% que interfieren bastante en la vida cotidiana y un 42% que impiden la vida normal.

Asimismo, y si bien un 82% de los encuestados manifestó, acertadamente, que los tratamientos eficaces son psicológicos –o farmacológicos para un 72%– y que deben administrarse durante toda la vida dado que su abandono podría dar lugar a recaídas; una parte no desdeñable de los participantes consideró que sólo se deben tratar cuando hay síntomas, pues “un tratamiento muy prolongado puede ser perjudicial“.

Sobrecarga familiar

Es más; como muestran los resultados del estudio, los ciudadanos consideran que ambas enfermedades se asocian con el rechazo social, la sobrecarga familiar y el sufrimiento de los pacientes. Una ciudadanía para la que tanto la esquizofrenia como el trastorno bipolar suponen una “preocupación” dada la “peligrosidad inherente a las mismas”.

En definitiva, “estos resultados confirman la necesidad de combatir el estigma asociado a las enfermedades mentales, y la dificultad de acceso al sistema sanitario como otro elemento que retrasa y dificulta el diagnóstico“, concluye la Dra. De Dios Porrino.

– ¿Quieres leer el estudio ‘Opiniones y creencias sobre las enfermedades mentales graves (esquizofrenia y trastorno bipolar) en la sociedad española’?

– A día de hoy, 314 asociaciones de pacientes dedicadas a los trastornos mentales ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?