Según muestra un estudio español financiado por la AECC y la FECMA

La dieta mediterránea reduce el riesgo de cáncer de mama

Publicado el por Somos Pacientes

Las mujeres que siguen una dieta mediterránea tienen hasta un riesgo un 30% inferior de desarrollar cáncer de mama. Así lo muestran los resultados del ensayo clínico EpiGEICAM, estudio llevado a cabo por investigadores del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) gracias a la financiación aportada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), miembros de Somos Pacientes, y publicado en la revista British Journal of Cancer (BJC).

La doctora Marina Pollán, del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III y coordinadora del estudio, señala que  “nuestros resultados añaden más evidencia a favor de fomentar una dieta rica en verduras, fruta, aceite de oliva, pescado y legumbres, y limitar el consumo de alcohol, productos grasos, carne, embutidos, dulces y bebidas azucaradas. Esta forma de comer que llamamos ‘dieta mediterránea’ puede ayudarnos a disminuir la frecuencia de cáncer de mama y también de otras enfermedades crónicas, como los problemas cardiovasculares o la diabetes“.Tres tipos de dieta

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron la relación entre el cáncer de mama y tres tipos de dieta en 2.034 mujeres, de las que la mitad habían sido diagnosticadas de cáncer de mama. Concretamente, las dietas evaluadas fueron la dieta mediterránea, rica en pescado, vegetales, legumbres, patatas, frutas y aceite, y con bajo contenido de zumos y bebidas calóricas; una dieta prudente, con productos bajos en grasa, frutas, vegetales y zumos; y la denominada dieta occidental, con alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas calóricas y bajo consumo de cereales.

Los resultados muestran que el consumo de la dieta mediterránea se asocia, en comparación con la ‘dieta occidental’, con una reducción significativa, de hasta un 30% del riesgo de cáncer de mama. Un beneficio que, sin embargo y contrariamente a como se podría esperar dado su bajo contenido en grasa, no se ha observado con la ‘dieta prudente’.

Finalmente, el estudio ha constatado que la ‘dieta occidental’ es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama y, “lo que es más preocupante, que es la dieta más frecuente en las mujeres jóvenes“, alerta la AECC.

Financiado por la AECC

El estudio, iniciado en el año 2006, ha sido llevado a cabo gracias a los fondos aportados por, entre otras entidades, la AECC –un total de 300.000 euros– y la FECMA.

Como estada Isabel Oriol, presidenta de la AECC, “este estudio es un buen ejemplo de cómo entendemos en la Asociación que hay que trabajar en investigación oncológica: con equipos multidisciplinares y multicéntricos. Además, es la prueba evidente del uso que da nuestra Asociación a los fondos aportados por la sociedad a través de actos como la cuestación, que revierte a la misma sociedad en forma de conocimiento que, en este caso, nos permite saber cómo reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama”

– A día de hoy, 18 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer de mama son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘British Journal of Cancer’?