El síndrome metabólico es muy prevalente entre los receptores de este tipo de injerto

Ejercicio físico, más beneficioso en pacientes con trasplante hepático

Publicado el por Somos Pacientes

Un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad Loyola en Maywood (EE.UU.) y publicado en la revista científica ‘Liver Transplantation‘ constata que existe una alta prevalencia de síndrome metabólico (definido como la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo en una misma persona que aumentan su probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes) entre los pacientes con trasplante de hígado, una población que, además, tiende a ser físicamente inactiva.

Más en concreto, el objetivo de esta investigación fue caracterizar la actividad física y evaluar la relación entre ésta y el síndrome metabólico después de un trasplante de este tipo. Según sus conclusiones, “el síndrome metabólico es común después de un trasplante de hígado, y la tasa es significativamente mayor en los pacientes a los que el trasplante les fue realizado hacía más de un año“.

Más ejercicio, menos complicaciones

Además, y aquí está la clave para los pacientes, la observación de que la intensidad del ejercicio está inversamente relacionada con el síndrome metabólico sugiere que la actividad física podría proporcionar un medio para reducir las complicaciones vasculares del síndrome metabólico en los receptores de trasplante de hígado.

En un escenario de grandes dificultades económicas, España, líder mundial en trasplantes de forma ininterrumpida desde hace 21 años, registró en 2012 una tasa de 34,8 donantes por millón de habitantes, con 1.643 donantes de órganos y un total de 4.221 trasplantes, de los que 1.084 fueron de hígado (más de 17.000 desde que se realizó el primero en 1984).

– A día de hoy, 13 asociaciones de pacientes dedicadas a los trasplantes son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?