Las películas omiten los avances y presentan la enfermedad como una sentencia de muerte

El cine aún muestra una imagen del cáncer alejada de la realidad

Publicado el por Somos Pacientes

Las películas de cine ofrecen una imagen irreal del cáncer. Como recoge un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de La Sapienza en Roma (Italia) y presentado en el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) que se está celebrando en Viena (Austria), el cáncer suele mostrarse en las películas como “una sentencia de muerte”, dejando de lado las posibilidades que tiene un paciente de sobrevivir a la enfermedad.

En palabras del Dr. Luciano de Fiore, investigador principal del estudio, “muy a menudo, la persona enferma no logra superar la enfermedad y su muerte puede ser incluso apropiada para el desenlace de la trama; sin embargo, este patrón está tan fuertemente estandarizado que persiste a pesar del progreso real que se ha logrado en los tratamientos“.

Mortalidad excesiva

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron 82 películas en las que uno de los protagonistas padecía cáncer. En ocasiones, el argumento abordaba los factores ambientales que dan origen a la enfermedad, como sucede en ‘Erin Brockovich’ o ‘Michael Clayton’, mientras que en otros casos se reflejaba el coste económico de los tratamientos, tal y como ocurre en ‘Legítima Defensa’, o el manejo de los síntomas, como pasa en ‘Amar la Vida’ o ‘Elegir un amor’.

En la inmensa mayoría de las películas, cuando no en todas, el personaje principal afectado por cáncer acaba falleciendo, un desenlace que “se aleja de la realidad y de los avances que se han logrado en el manejo y tratamiento de cáncer”, recuerda el Dr. De Fiore.

Además, el estudio también muestra no sólo una mortalidad excesiva del cáncer, sino que los cineastas no suele centrarse en los tumores más frecuentes. Como explica el Dr. De Fiore, “el cáncer de mama, si bien tiene un impacto muy alto en las población femenina, rara vez se representa; en lugar de ello, en las películas predominan formas relativamente infrecuentes de cáncer, como la leucemia, los linfomas y los tumores cerebrales“.

En definitiva, y si bien admiten que el cáncer no fácil de representar en las películas, los investigadores animan a los cineastas a “hacer un esfuerzo por acercarse más a la realidad”. De hecho, “el cine podría ser un instrumento muy valioso para concienciar a la población sobre la enfermedad y sobre los nuevos tratamientos que ya se encuentran disponibles”, concluye el Dr. De Fiore.

– A día de hoy, 49 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?