El riesgo es similar al de las personas con predisposición a padecer la enfermedad

El consumo de cannabis puede derivar en el desarrollo de esquizofrenia

Publicado el por Somos Pacientes

Las personas que consumen cannabis tienen una actividad cerebral –o capacidad cognitiva– más débil, similar a la de las personas con brotes psicóticos que acaban padeciendo esquizofrenia. Así lo muestra un estudio publicado en la revista Frontiers in Psychiatry, que concluye que los consumidores de cannabis tienen el mismo riesgo de desarrollar esquizofrenia que aquellos que, sin haber tomado nunca la droga, presentan una mayor predisposición a padecerla.

En palabras de la Dra. Else-Marie Loeberg, de la Universidad de Bergen (Noruega) e investigadora principal del estudio, “los consumidores de cannabis que padecen esquizofrenia no tienen las mismas debilidades o afectaciones neurocognitivas que el resto de pacientes; por tanto, hay que concluir que es el propio consumo de cannabis el que produce una debilidad cognitiva similar a la de los pacientes con predisposición y, por tanto, el que conlleva al desarrollo de este trastorno mental“.

Pruebas cognitivas complejas

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron a 26 pacientes con esquizofrenia mientras eran sometidos a pruebas cognitivas complejas, tales como escuchar distintas sílabas por cada oído y determinar el tema del que se hablaba. Una prueba, en definitiva, ya de por sí difícil para la población general y extremadamente complicada para las personas con esquizofrenia, que por lo general tienen problemas de atención.

Los resultados mostraron que los pacientes con esquizofrenia que habían consumido cannabis antes de la aparición de la enfermedad tenían un mayor grado de actividad cerebral durante las pruebas, lo que daba lugar a un mayor número de respuestas correctas.

Pero como apuntan los autores, “si bien la actividad cerebral en ambos grupos fue prácticamente similar, existen diferencias sutiles entre los pacientes esquizofrénicos con antecedentes de consumo de cannabis y los que nunca lo han consumido; estas diferencias nos llevan a creer que la debilidad cognitiva que lleva a la esquizofrenia es imitada por los efectos del cannabis en quienes consumen la droga”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘Frontiers in Psychiatry’?

– A día de hoy, 5 asociaciones de pacientes dedicadas a la esquizofrenia son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?