El riesgo de desarrollar fibrilación auricular es hasta un 30% mayor

El hipertiroidismo incrementa el riesgo de arritmia cardiaca

Publicado el por Somos Pacientes

Las personas con hipertiroidismo, esto es, con una glándula tiroides hiperactiva, tienen un mayor riesgo de desarrollar fibrilación auricular –trastorno que conlleva arritmia cardiaca–. Así lo muestran los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario Gentofte en Hellerup (Dinamarca) y publicado en la revista British Medical Journal (BMJ).

En palabras del Dr. Gunnar Hilmar Gislason, director de la investigación, “el riesgo de fibrilación auricular está estrechamente asociado con la actividad tiroidea, con un riesgo bajo en el caso del hipotiroidismo y elevado en el del hipertiroidismo; por ello, debe recomendarse una mayor atención a la fibrilación auricular en los pacientes con una función tiroidea elevada“.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo tiene lugar cuando la glándula tiroides produce cantidades excesivas de hormona tiroidea (tiroxina), lo que conlleva a que muchas funciones del organismo se vean aceleradas. El hipertiroidismo puede presentarse a cualquier edad, muy especialmente en la población femenina –afecta a una de cada 100 mujeres, por solo uno de cada 1.000 varones.

En este contexto, y para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron a 586.460 pacientes de registros daneses que habían acudido a las consultas de medicina general en Copenhague entre 2000 y 2010 para evaluar su función tiroidea.

Tras cinco años y medio de seguimiento, el 3% de los pacientes –17.154 participantes, un 53% mujeres– había sido diagnosticados de fibrilación auricular.

En consecuencia, los pacientes con hipertiroidismo subclínico tenían un riesgo hasta un 30% superior de desarrollar fibrilación auricular. Y, de la misma manera, los pacientes con función tiroidea normal, pero elevada, tenían un riesgo un 12% mayor. Finalmente, los pacientes con menor riesgo de fibrilación auricular y, por tanto, de sufrir arritmia cardíaca, fueron aquellos con hipotiroidismo. En definitiva, “nuestros resultados confirman que los pacientes con enfermedad de la glándula tiroides desarrollarán fibrilación auricular a largo plazo“.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘British Medical Journal’?