Uno de cada cuatro personas desarrollará una enfermedad mental a lo largo de su vida

España dedica a salud mental solo un 5% de su presupuesto de I+D biomédica pública

Publicado el por Somos Pacientes

España es uno de los países de la Unión Europea que menos dinero público invierte en la investigación sobre trastornos mentales. De hecho, únicamente un 5% del total de presupuesto público para investigación en salud se destina al estudio de estas enfermedades, lo que deja a nuestro país en el furgón de cola de la Unión.

Por el contrario, el porcentaje en otros países europeos se eleva hasta un 12-13%. Como apunta el Dr. Celso Arango, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), “estamos en un momento de crisis y entendemos que hay que ajustar aún más los recursos disponibles; pero aún así, y dentro de los presupuestos de investigación, existe una desproporción entre lo que reciben otras patologías respecto a las mentales o enfermedades del cerebro“.

De hecho, recuerda el Dr. Arango, “los años de vida perdidos por personas que tienen enfermedades neuropsiquiátricas son mucho mayores que los de otras enfermedades que reciben el doble de la financiación asignada a la salud mental”.

Nuestro país “nunca se ha caracterizado –incide el Dr. Arango– por priorizar la investigación”. Sin embargo, la creación de Cibersam ha conllevado que, en la actualidad, España ocupe el cuarto lugar en el listado de los países más productivos en investigación sanitaria, únicamente superada por Reino Unido, Alemania y Países Bajos.

Enorme incidencia

En este contexto, cabe recordar la elevada incidencia y prevalencia asociadas con estas enfermedades: numerosos estudios muestran que una de cada cuatro personas desarrollará una enfermedad mental a lo largo de su vida. Tal es así que, en opinión de los expertos, la inversión en la investigación en estas patologías puede suponer un ahorro muy significativo para el Sistema Nacional de Salud (SNS). No en vano, ayudaría a la reducción de sus costes asociados, caso, por ejemplo, de los derivados de muchas hospitalizaciones o visitas a los servicios de Urgencias.

Sin embargo, la investigación de este tipo de trastornos adolece de una clara “falta de innovación, lo que limita el acceso a los tratamientos psiquiátricos más eficaces; y a la larga, el recortar unos pocos euros en esta investigación le va a salir caro al SNS”, concluye el Dr. Arango.

Recuerda que este miércoles, 10 de octubre, es el Día Mundial de la Salud Mental. Somos Pacientes está realizando un seguimiento especial durante la semana de toda la actividad de asociaciones e instituciones en torno a esta conmemoración. Puedes seguir toda nuestra información en la página de Somos Pacientes dedicada a la enfermedad.

– A día de hoy, 315 asociaciones de pacientes dedicadas a los trastornos mentales ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?