Las tasas varían significativamente entre las distintas zonas del continente

España, entre los países europeos con mayor supervivencia frente al cáncer

Publicado el por Somos Pacientes

Las mejoras introducidas en la última década en el diagnóstico y tratamiento del cáncer han posibilitado una mayor supervivencia de los europeos afectados por las enfermedades oncológicas. Una supervivencia que, sin embargo, varía significativamente entre las distintas zonas del continente. Así lo muestran los resultados del estudio internacional EUROCARE-5, publicado en la revista The Lancet Oncology.

Según la profesora Roberta de Angelis, del Instituto Superior de Sanidad (ISS) de Roma (Italia) y directora de la investigación, “la buena noticia es que el número de adultos que sobreviven durante al menos cinco años después del diagnóstico ha aumentado de manera constante en el tiempo en todas las regiones europeas, lo que refleja los grandes avances en el tratamiento del cáncer, como es la mejor organización de los programas de cribado de cáncer y la disponibilidad de tratamientos más efectivos”.

La mala noticia, sin embargo, es que “las disparidades y las diferencias de supervivencia entre los países siguen siendo grandes, reduciéndose únicamente los cánceres de mama, recto, próstata y melanoma”, lamenta  De Angelis.Los adultos, peor en la Europa del Este

El Registro Europeo del Cáncer (EUROCARE) analiza en esta quinta edición los datos de la supervivencia a los cinco años de más de nueve millones de adultos y 60.415 niños diagnosticados de cáncer en 29 países entre los años 2000 y 2007.

Los resultados muestran que los países con menor supervivencia para la mayoría de los cánceres en adultos se localizan en el este de Europa: Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Eslovaquia. De hecho, la supervivencia en la Europa oriental es inferior a la media europea, muy especialmente en los tumores con mejor pronóstico. Así, y a modo de ejemplo, cabe citar el cáncer de colon (49% en la Europa del Este frente a un 57% de media europea), recto (45% frente a 56%), linfoma no Hodgkin (50% frente a 59%) y melanoma (74% frente a 83%).

Sea como fuere, el estudio también evidencia cómo las brechas entre el oeste y el este continentales se están acortando, caso de lo que ocurre en el cáncer de mama, con un incremento de la supervivencia del 70% al 75% en el período 1999-2007 en la Europa oriental –por un aumento del 82% al 85% en la Europa occidental en el mismo período.

Sin embargo, la menor supervivencia asociada al cáncer no es exclusiva de los países orientales. También Reino Unido e Irlanda muestran unas tasas inferiores a la media europea en distintos tipos de tumores, caso del de colon (52% frente a 57%), ovario (31% frente a 38%) y renal (48% frente a 61%). Y si bien en el caso de los cánceres de mama, colorrectal, próstata, melanoma y linfomas también presentan una supervivencia inferior a la media europea, cada vez es más próxima.

Por el contrario, España se sitúa, junto a los países escandinavos –excepto Dinamarca–, los países centroeuropeos y Portugal e Italia entre las naciones con mayor supervivencia para la mayoría de tumores. Además, el estudio también revela un incremento de la supervivencia de distintos tipos de tumores durante el período 1999-2007, caso del próstata (del 73% al 82%), del colorrectal (del 52% al 58%) y del linfoma de Hodgkin (del 54% al 60%).

Avances en el cáncer infantil

En el caso de los niños de 0 a 14 años de edad, el estudio muestra una buena supervivencia a los cinco años desde el diagnóstico. Concretamente, la supervivencia general para todos los tipos de cáncer fue en 2005-2007 del 79%, y por tanto superior a la del período 1999-2001 (76%).

Como apunta la doctora Gemma Gatta, co-autora de la investigación, “los aumentos más notables en la supervivencia del cáncer infantil se observan en Europa oriental, donde la supervivencia aumentó del 65% en 1999-2001 al 70% en 2005-2007. Pero aun así todavía existen grandes diferencias en la supervivencia entre las distintas zonas europeas, con unas tasas que oscilan desde un mínimo del 70% en Europa oriental hasta un 80% o más en Europa del norte, centro y sur”.

Necesidad de mayor colaboración

Entre las razones aludidas por los investigadores para explicar las diferencias en las tasas de supervivencia entre las distintas regiones, cabe destacar “la escasez de financiación pública para el control del cáncer, la ausencia de planes nacionales contra el cáncer y el inadecuado acceso a los programas de detección y protocolos de tratamiento en los países del Este”.

Por su parte, y por lo que respecta a Dinamarca y Reino Unido, “el principal motivo para la supervivencia subóptima en la población adulta parece explicarse por el retraso en el diagnóstico”, indica la doctora Gatta.

Finalmente, en relación con el cáncer infantil, “el desarrollo y la ampliación de los programas de hermanamiento y el emparejamiento de las instituciones médicas en los países de altos ingresos con los de los países de bajos y medianos ingresos podrían ayudar a reducir las diferencias de supervivencia en Europa para los tumores pediátricos”, concluyen los investigadores.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en ‘The Lancet Oncology’?

– A día de hoy, 50 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?