El riesgo de muerte u hospitalización por la enfermedad es hasta un 32% menor

La dieta vegetariana protege frente a la cardiopatía isquémica

Publicado el por Somos Pacientes

Las personas que siguen una dieta vegetariana tienen, en comparación con aquellos que comen carnes o pescados, un riesgo un 32% menor de fallecer o tener que ser hospitalizados por cardiopatía isquémica. Así lo muestran los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition.

“La diferencia en el riesgo entre vegetarianos y no vegetarianos se explica en su mayor parte por los efectos de la dieta sobre el colesterol y la presión arterial. En definitiva, nuestros resultados constatan el importante papel de la dieta en la prevención de las enfermedades cardiovasculares”, informa la doctora Francesca Crowe, directora de la investigación.Menor riesgo

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los historiales médicos de 44.561 varones y mujeres británicos registrados en el Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición (EPIC), de los que hasta un 34% de los participantes era vegetariano. Durante los 11,6 años de seguimiento del estudio, 1.066 participantes fueron ingresados a consecuencia de una cardiopatía isquémica y 169 fallecieron a causa de la enfermedad.

Los resultados mostraron que los vegetarianos tenían un menor índice de masa corporal (IMC), menores niveles de colesterol no-HDL –esto es, de colesterol ‘malo’– y menores cifras de presión arterial sistólica (PAS). Y en conjunto, tras analizar otros factores de riesgo –como la edad, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la actividad física, el nivel educativo y el nivel socioeconómico–, la población vegetariana tenía un riesgo un 32% menor de cardiopatía isquémica.

Además, y descartando el IMC como factor de riesgo, las personas que no consumían carne o pescado seguían teniendo un riesgo de cardiopatía isquémica significativamente inferior –hasta un 28% menos.

En definitiva, concluyen los autores, “nuestros hallazgos sugieren que una dieta vegetariana puede reducir significativamente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, en la actualidad la primera causa de muerte en los países desarrollados; y es que solo en Reino Unido la cardiopatía isquémica es responsable de 65.000 decesos anuales”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘The American Journal of Clinical Nutrition’?

– A día de hoy, 3 asociaciones de pacientes dedicadas a la cardiopatía isquémica son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?