El riesgo es hasta un 78% mayor en las mujeres postmenopáusicas

Las bebidas azucaradas pueden aumentar el riesgo de cáncer de endometrio

Publicado el por Somos Pacientes

El consumo de bebidas azucaradas incrementa en hasta un 78% el riesgo de cáncer de endometrio en las mujeres postmenopáusicas. Un efecto, además, que resulta dosis-dependiente, es decir, a mayor consumo de refrescos, mayor riesgo de desarrollar el tumor –muy especialmente de carcinoma estrógeno-dependiente, el más común–. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos)  publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

En palabras de la doctora Maki Inoue-Choi, directora de la investigación, “distintos estudios ya habían demostrado que el aumento del consumo de bebidas azucaradas y con azúcar añadido se asociaba con un incremento de la obesidad. Y las mujeres obesas tienden a tener niveles más altos de estrógenos e insulina, niveles elevados que son considerados factores de riesgo para el cáncer de endometrio”.

En este contexto, “no resulta sorprendente comprobar que las mujeres que toman bebidas azucaradas tienen un mayor riesgo de cáncer de endometrio del tipo I estrógeno-dependiente, pero sí del cáncer endometrial tipo II estrógeno-independiente”, destaca la investigadora.Mayor riesgo

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron la asociación de la incidencia de cáncer de endometrio y el consumo de distintos tipos de alimentos y bebidas –azucaradas o libres de azúcar– en 23.039 mujeres postmenopáusicas incluidas en el Women’s Health Study. Las participantes cumplimentaron un cuestionario en el que se les preguntaba por hasta 127 alimentos y bebidas incluidos en la dieta, y durante el seguimiento –entre los años 1986 y 2010– se diagnosticaron 506 tumores tipo I y 89 del tipo II.

Los resultados no mostraron ninguna relación entre el cáncer de endometrio y el consumo de bebidas libres de azúcar y distintos alimentos –incluidos los dulces–. Pero sí con las bebidas azucaradas –como zumos y refrescos–, que incrementaban el riesgo en un 78% en las mujeres con mayor consumo.

En definitiva, “los estudios han demostrado la contribución de las bebidas azucaradas a la epidemia de obesidad. Y el exceso de azúcar añadido puede elevar la ingesta total de calorías de una persona y aumentar el riesgo de problemas de salud tales como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer“.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention’?

– A día de hoy, 51 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?